La Fiscalía pide retirar el pasaporte y prohibir salir de España a Jordi Pujol Ferrusola

|

La Fiscalía Anticorrupción pidió ayer que se retire el pasaporte y se prohíba salir de España al hijo mayor del expresidente de la Generalitat de Cataluña, Jordi Pujol Ferrusola, en el marco de la causa en la que se investiga el origen de su fortuna en el exterior, informaron fuentes jurídicas.
Durante una vistilla celebrada al término de su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, el Ministerio Público solicitó que se le impida abandonar el territorio español debido a la gravedad de los delitos de los que se le acusa, blanqueo continuado de capitales, fraude fiscal y falsedad documental.
Su abogado defensor, Cristóbal Martell, se opuso a la solicitud y recordó que su cliente ya intentó, sin éxito, entregar el documento en diciembre en los juzgados de Barcelona, lo que demuestra que no existe riesgo de fuga. Fuentes jurídicas informaron de que De la Mata no tomará una decisión urgente sobre la petición del fiscal.
Su comparecencia, prestada de forma voluntaria, sirvió para apuntalar la versión ofrecida ayer por su padre. En respuesta a las preguntas de su defensa, el primogénito de los Pujol indicó que el mandatario catalán estaba “al margen” de sus negocios e inversiones, con los que consiguió hacer crecer la herencia recibida de su abuelo Florenci Pujol.
Insistió, al igual que hizo su padre, en que este legado es el único origen de la fortuna, que él invirtió gracias a la “gran confianza” que su abuelo le profesaba y cuyos beneficios repartía entre sus seis hermanos y su madre de forma “libre”. Para recordar esta distribución de fondos, apuntaba los movimientos entre las cuentas de las que disponían en Andorra en una hoja de cálculo, que le fue incautada en el registro de su domicilio.
No obstante, Pujol Ferrusola no aportó ningún documento que ratifique esta teoría. La herencia de Florenci Pujol ascendía a 180 millones de pesetas y se multiplicó gracias a inversiones financieras, explicó.
Una vez finalizado el turno de la defensa, el instructor incidió sobre los movimientos entre las cuentas familiares andorranas, incidiendo en los ingresos. El investigado aseguró que los abonos responden al vencimiento de imposiciones a plazo correspondientes a sus inversiones.
Pujol Ferrusola se nagó no obstante, a responder a las preguntas relativas a los movimientos de cuentas a partir del año 2007. Alegó que la información proporcionada al juez por las autoridades de Andorra no puede emplearse para acusarle de la comisión de delitos fiscales, como especifica la comisión rogatoria.
Las tres horas y media de interrogatorio no incluyeron referencias al cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones. Sobre esta cuestión se formuló una única pregunta, que sirvió para cerrar la declaración: “¿Ha sido usted comisionista?”, le cuestionó y recibió como respuesta un rotundo “no”.
Durante el interrogatorio también se le preguntó por la cuenta de la Banca Reig de la que sería titular real Pujol padre. En este asunto el hijo también ha respaldado al progenitor y reiteró que este se prestó a fingir que ese dinero le pertenecía para evitar que los fondos acabaran en el bolsillo de la exmujer de su hijo mayor, Mercé Gironés.
Precisó que la carta en la que un gestor andorrano, Josep María Pagerola, indica que el dinero es propiedad del padre y no del hijo, se preparó para ayudar en un intento de reconciliación de la pareja en 2001 y dar credibilidad a la versión que mantuvo durante su divorcio, cuando desmintió que poseía esa cantidad.
A este respecto, el juez De la Mata le mostró una hoja manuscrita localizada en los registros en la que, a modo de recordatorio, se anotaba: “Decirle a Pagerola que le enseñe a Mercé el documento firmado por papá”. El investigado indicó que esta nota corrobora su declaración.

La Fiscalía pide retirar el pasaporte y prohibir salir de España a Jordi Pujol Ferrusola