Una rutina necesaria

17
|

Jornada ‘normal’ dentro de la prudencia que los equipos de fútbol han de tener en estos días de desescalada. El Depor realizó la última sesión de la semana en la Ciudad Deportiva de Abegondo y hoy el plantel descansará antes de retomar el trabajo, mañana lunes, con un plan para toda la semana.

Los futbolistas, tras pasar un control de temperatura previo, se ejercitaron de manera individual divididos en tres tandas horarias, los jugadores de campo trabajaron a las 09:30 y a las11:00, y los porteros lo hicieron a partir de las cuatro de la tarde.

El club informó de que para los ejercicios de ayer los técnicos habilitaron los campos 1 y 2 además, de uno de los de fútbol 7 que utiliza habitualmente el primer equipo como calentamiento.

El objetivo es el de ir construyendo un estado de forma de cara a retomar la competición, justo después de un confinamiento en casa.

La plantilla retomará el trabajo mañana, con el primer grupo comenzando a las nueve y media, también de manera individual, y en varios turnos, tal y como establece el Protocolo de LaLiga.

El club está centrado en su primer equipo ya que el resto de competiciones están oficialmente concluidas. De este modo, el Depor Abanca, el filial femenino, el Fabril y los Juveniles, han dado por finalizadas sus temporadas y Abegondo será solo utilizado por los futbolistas de la primera plantilla.

Si se comparan las instalaciones del equipo coruñés con otras, hay un mundo de diferencia. Escuadras como la Ponferradina, con un mérito enorme en la categoría, tienen que emplear su estadio y un campo anexo, mientras que los herculinos disponen de espacio suficiente como para que trabajasen hasta tres clubes en El Mundo del Fútbol. En un tiempo en el que se piden medidas de seguridad (lógicas) desde la AFE, Abegondo es uno de los mejores lugares para trabajar bajo los estrictos protocolos de la Liga y el Gobierno. Una garantía para poder llegar al final del trayecto sin contagios y con una buena preparación.

Dentro de la crisis en el que se encuentra la sociedad en general y el Depor en particular, hay motivos para la esperanza a nivel competitivo. Incluso en la enfermería.

El ‘profesor’ Vázquez, ha recuperado a tres de los cuatro jugadores que llegaron lesionados al parón del campeonato. Sabin Merino, Eneko Bóveda y Salva Ruiz, quienes se encuentran restablecidos de sus lesiones y ayer trabajaron en sus entrenamientos individualizados sin problemas. la única baja del equipo es la del italiano Michele Somma, que se recupera en su país de la operación de rodilla. Hay que ‘aprovechar’ lo positivo.

Una rutina necesaria