El jurado absuelve al exalcalde de Moeche de malversar fondos públicos para pagarse la gasolina de su coche

cribeiro negaba los hechos
|

El mensaje de Xulio Cribeiro, el que fue hasta 2008 alcalde de Moeche por el PP, ha calado en el tribunal popular designado para juzgarle tras la denuncia que el Ayuntamiento interpuso contra él por malversación de caudales públicos, y que podía haberle costado una pena de hasta seis años de cárcel y diez de inhabilitación, tal como reclamaba la corporación modestina.

El político se declaró durante su comparecencia en el plenario víctima de una persecución política y ayer, el jurado declaró su absolución por unanimidad.

Horas antes, en fase de conclusiones provisionales, ya la Fiscalía había rebajado su petición de condena para el político desde los tres años y medio de cárcel a uno, y había tildado de “alegal” la práctica de usar fondos municipales para el repostaje de su vehículo particular y, al tiempo, pasar facturas de kilometraje.

En su declaración, Cribeiro justificó su forma de actuar como un mecanismo para ahorrar dinero al Ayuntamiento –según puntualizó, podría haber utilizado para sus desplazamientos laborales un taxi, que habría resultado más costoso–, y llegó a asegurar que “perdió dinero” con esta práctica.

En la misma línea, su defensa alegó que el exregidor “hizo lo que económicamente era mejor para el Ayuntamiento” y ahorró “decenas de miles de euros” a las cuentas municipales.

El escrito de acusación le culpaba de haber defraudado 12.000 euros en cuatro años.

El jurado absuelve al exalcalde de Moeche de malversar fondos públicos para pagarse la gasolina de su coche