Marí: “Ante el Zaragoza tenemos que redimirnos”

El futbolista cedido por el Manchester City, en una sesión de entrenamiento en Abegondo | javier alborés
|

Titular indiscutible en los esquemas de Natxo González desde el inicio de campaña, Pablo Marí analizó en su paso por sala de prensa el borrón del pasado sábado ante el Numancia en Riazor (2-2), una igualada fruto de una inesperada bajada de tensión que no debe volver a reeditarse para la estabilidad del proyecto de ascenso coruñés.


En este sentido, el valenciano está convencido de que su escuadra regresará frente al Zaragoza a la senda de la victoria, otra vez en su propio feudo. 


“Llevamos toda la semana trabajando bien, creo que el partido del otro día es un toque de atención. En casa esta semana tenemos que redimirnos de lo que pasó y el equipo está con muchas ganas”, dijo, al tiempo que recapacitó acerca de la conveniencia de no experimentar altibajos en el rendimiento colectivo.


“Intentamos cada partido que no haya desconexiones, tratamos de mantener la intensidad los 90 minutos, pero al final por circunstancias... ellos también lo hicieron bien el otro día y creo que en ese aspecto fueron mejores”, reflexionó.

1Aguarda un rival metido en problemas


El ‘22’ deportivista advierte del riesgo que entraña medirse a un conjunto histórico del fútbol estatal que en estos momentos atraviesa por un bache prolongado que lo ha llevado hasta los puestos de descenso a Segunda B.


“Estos equipos son muy peligrosos, poseen un gran grupo pero las cosas no le están yendo bien. Pasan por mala situación futbolística y eso los hace peligrosos. Vendrán con todas las ganas del mundo y nosotros tenemos que jugar nuestro partido”, expresó, haciendo también hincapié en la supuesta bisoñez de la plantilla entrenada por Lucas Alcaraz, cuya media edad es la más baja de la categoría. 


“No deja de ser un equipo grande, histórico que está hecho para estar arriba. Son jóvenes, quizá en algunos momentos de la temporada merma eso, pero tienen ganas, muerden todas y para mí es un equipo muy bueno”, añadió.

2 Defender más arriba, una opción válida


Preguntado acerca de las características de la retaguardia herculina y de sus opciones para no estar tan replegada en momentos puntuales —muy cerca del portero Dani Giménez—, el zaguero es de la opinión de que el RC Deportivo podría adelantar unos metros su última línea sin resentirse en su invulnerabilidad.


“Esto es lo que pensamos los centrales también, porque estamos en la misma situación que Dani Giménez. Creo que cuanto más arriba defiendes, para nosotros es mejor. En nuestra línea defensiva ninguno es lento y puedes permitirlo. Eso te posibilita que en la recuperación de balón estés más arriba. Con los futbolistas que tenemos nos favorece más presionar arriba que no dejarle facilidades al rival”, comentó en su alocución en sala de prensa. 

3Disconforme por la sanción a Saúl


Pablo Marí considera injusto que el Comité de Competición no haya anulado la segunda tarjeta amarilla señalada a Saúl ante el Numancia, que obligaría al cántabro a perderse por sanción el choque frente al Zaragoza.


“Es un poco extraña —la decisión de enseñar segunda cartulina amarilla— porque la jugada me pilla delante de Saúl, ya que ni le da con el codo ni lo arrolla, para mí no es ni falta, pero al final es lo de siempre, el árbitro decide y hay que respetarlo. Creo que a partir del año que viene habrá VAR y se podrá ver de otras maneras. En los comités hay diferentes opiniones, opinan de forma diferente y ellos deciden entre muchas personas”, incidió.


En relación al elevado número de jugadores ‘tocados’ físicamente que arrastra el club en las últimas jornadas, Marí precisó también que “al final siempre queremos que los compañeros estén lo antes posible, ojalá que alguno pueda estar el domingo, pero eso al final es cosa de los médicos y del técnico”. 

4 Apoyo incondicional al plantel del Reus


Antes de poner fin a su discurso en Abegondo, el jugador blanquiazul quiso expresar su solidaridad con la plantilla del Reus, club que se encuentra al borde de la desaparición por deudas con sus futbolistas.
“Es una situación mala, tanto por compañeros de profesión como amigos. No es agradable para nadie. Tampoco he querido preguntar mucho y tendrán que arreglar entre ellos pero no es bonito de ver”, significó.


Cuestionado por una hipotética solución para no adulterar la competición, el defensa no titubeó a la hora de afirmar que “es muy complicado. hay equipos que a principio de liga quieren estar arriba, tener más ingresos... se hace una mala planificación y no salen las cuentas. Por querer ser más, a veces no es bueno. Al final los perjudicados somos los futbolistas. No sé cómo se tendría que arreglar, si con más normas, más precaución a la hora de hacer presupuestos...”.
“Nosotros ganamos tres puntos contra ellos. Si nos los quitan nos perjudicaría mucho. Quizá sería mejor que jugasen hasta mitad de temporada... no sé, porque son compañeros y yo en su situación querría jugar todo el año”, apostilló. l

Marí: “Ante el Zaragoza tenemos que redimirnos”