Las cuentas prevén un aumento del PIB del 0,8% y que el paro baje al 21,7%

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-15-026-b7fb7a94
|

La conselleira de Facenda, Elena Muñoz, destacó ayer de los presupuestos de Galicia para 2014 que “seguirán las mismas pautas” que en años anteriores, con la “prioridad” del gasto social sobre el resto de partidas y un crecimiento de la economía estimado en el 0,8%.
Muñoz mantuvo ayer sendas reuniones con los representantes sindicales, quienes expresaron sus críticas porque no creen que sean estas las cuentas que sacarán a la comunidad de la crisis, y de los empresarios, que trasladaron su apoyo “a tope” por ser unos presupuestos más que optimistas una “realidad”.
La conselleira destacó entre otras previsiones para 2014 la del PIB, cuya previsión en el momento de la aprobación del techo de gasto era del 0,6% y ahora pasa al 0,8%, y la de descenso de la tasa de paro estimada en el 22,2% pasa ahora al 21,7%.
El Parlamento aprobó en agosto con los únicos votos del PPdeG el techo de gasto no financiero para 2014 fijado en 8.456 millones de euros, 25 millones menos que este año.
Facenda no prevé modificar más impuestos que el de hidrocarburos, explicó Muñoz, que en este sentido, aclaró que no se tomará ninguna medida sobre otros impuestos autonómicos, después de que se insinuara esta posibilidad por la parte sindical en relación al Impuesto de transmisiones patrimoniales.

Fraude fiscal
Lo que se hará, argumentó, en el marco del plan de lucha contra el fraude fiscal es inspeccionar las declaraciones tributarias e investigar los hechos imponibles no declarados en relación con el impuesto de sucesiones y donaciones y el de transmisiones patrimoniales con la finalidad de recaudar unos 50 millones.
En definitiva, se trata de que haya “más justicia tributaria”, sostuvo la conselleira.
Fernández Alvariño valoró los presupuestos para el próximo año que van a “apoyar a tope” porque prevén un crecimiento de la economía que “no es que sea optimismo sino una realidad”.
El presidente de la CEG destacó el incremento de la previsión de crecimiento del PIB, la lucha contra el fraude fiscal y “frenar la caída” de la tasa de paro.
Sin embargo, los representantes sindicales de CCOO y UGT afirmaron que estos no son los presupuestos “que merecen los gallegos” y con ellos “Galicia no va a salir de la crisis”.
Tras el encuentro, que no contó con la CIG que comunicó su imposibilidad de asistir por una reunión interna, los sindicalistas explicaron que no habían recibido más información de los presupuestos que la previsión de crecimiento del PIB del 0,8% y de tasa de paro del 21,7%, por lo que “no entendemos a qué venimos”, dijo Maica Bouza, de CCOO.
A su juicio, estos datos evidencian una “política derrotista” de la Xunta que tiene capacidad normativa para modificar el techo de gasto y elaborar unas cuentas distintas si hay “voluntad política”. Cuestionó que el gasto social pueda ser una “prioridad” porque baja el techo de gasto, criticó que suba el impuesto de hidrocarburos porque tendrá un “efecto perverso y radicalmente injusto” y dijo que es “terriblemente injusto” que los empleados públicos “sigan contribuyendo con sus salarios a mejorar” las cuentas.
“Si no hay estímulos no habrá recuperación”, advirtió.
Por su parte, el sindicalista de UGT Domingo Barros calificó estas cuentas de “continuistas” basadas en el “control del gasto, la austeridad y los recortes”.
Señaló que las partidas destinadas a sanidad, educación o bienestar van a bajar “sensiblemente” mientras los empleados públicos o los parados van a “sufrir un año más”, opinó que las previsiones de la Xunta sobre el desempleo “no son realistas” y pidió la aprobación inmediata de la ley de inclusión social “dotada convenientemente”.
“No son los presupuestos que merecíamos los gallegos” ni son “suficientes para que ese ambiente de recuperación que se transmite desde los gobiernos del PP se esté dando”, indicó.

Las cuentas prevén un aumento del PIB del 0,8% y que el paro baje al 21,7%