Stoja: “El ascenso era una cuestión de vida o muerte”

Zoran Stojadinovic, autor de los dos goles, celebra el ascenso
|

El 9 de junio de 1991, el Deportivo lograba el ascenso a la Primera División tras veinte años y tres días de ansiada espera.
El cuadro blanquiazul afrontaba la última jornada de Liga ante el líder de Segunda, el Murcia, pero dependía de sí mismo para subir a la categoría de oro. Y los herculinos, que un año antes se habían quedado con la miel en los labios por su derrota ante el Tenerife en el playoff de ascenso, no fallaron en esta nueva oportunidad del destino.
Dos goles de Zoran Stojadinovic en la segunda parte materializaron el sueño de un equipo creado para jugar en Primera.
“El ascenso era una cuestión de vida o muerte para los aficionados. Se veía en la calle, se sentía. La gente lo vivía con el corazón, de ahí que cuando lo logramos, la ciudad se convirtiera en una fiesta y esos es algo que no se olvida nunca, el cariño que nos demostraron y cómo lo vivieron”, recuerda el ‘héroe’ del decisivo encuentro.
“Si quieres decir que ese partido me convirtió en héroe está bien, aunque de poco me sirvió luego para seguir triunfando, incluso no sé si me perjudicó, pero no quiero mezclar las cosas”, analiza el exfutbolista serbio, quien tiene grabada a fuego en su memoria aquella fecha.
“Siempre ha sido un día especial y sigue siéndolo. Es el día de mi carrera deportiva que más recuerdo”, relata.
“No solo recuerdo los goles que marqué yo, sino todo el ambiente, antes, durante y después del partido. Me acuerdo incluso de cada jugada de ellos y nosotros”, continúa.
‘Stoja’ reconoce que no ascender a la élite del fútbol español habría significado un “fracaso”.
“Partíamos desde el principio de la temporada como favoritos y todo lo que no fuera subir a Primera sería un fracaso. Tuvimos momentos buenos y después de la primera vuelta, todo pintaba bastante negro, no habíamos estado a la altura y gracias a las circunstancias llegamos a la última jornada dependiendo de nosotros mismos y lo supimos aprovechar. Si no hubiéramos aprovechado esa oportunidad nadie sabe qué habría pasado con el Deportivo”, asevera.

el "sueño" de fran
Quien tampoco podrá olvidar nunca aquel encuentro es Francisco González Pérez ‘Fran’, que fue titular ante el Murcia y disputó 85 minutos.
“Fue un sueño hecho realidad, hasta que no lo conseguimos no terminamos de creérnoslo, aunque ya íbamos viendo que el equipo crecía poco a poco. Cuando empecé a jugar en Segunda había 3.000 aficionados y luego se empezó a llenar el campo y se veía que era cuestión de tiempo que fuera un equipo de Primera. Ya el año anterior habíamos estado a punto de caramelo, con el Tenerife, nos habíamos llevado una decepción, pero ese mal trago sirvió para que el equipo cogiera experiencia”, rememora el ‘eterno capitán’.
El de Carreira tiene claro que aquel partido significó uno de los momentos más importantes de la historia del club.
“Hay muchas imágenes grabadas en mi memoria, aunque hayan pasado tantos años, porque aquel ascenso significó mucho para el Depor de aquella época, llevaba años en Segunda y era la ilusión de toda una ciudad y de todos los que formábamos parte de aquella plantilla. Era un sueño para mí jugar en Primera División por mi juventud y por la proyección de aquel equipo. Ya años antes se veía que se estaba construyendo un conjunto que iba a tener potencial en el futuro, que había dado sustos a equipos de Primera en la Copa del Rey”, señala.
Aquel Deportivo, dirigido por el técnico Arsenio Iglesias, finalizó el curso en el segundo puesto, con 48 puntos, uno menos que el campeón de la categoría, el Albacete, lo que le abrió las puertas de la élite.

Stoja: “El ascenso era una cuestión de vida o muerte”