Feijóo analiza con el presidente luso una estregia para priorizar el envejecimiento

Alberto Nuñez Feijóo se reunió con Marcelo Rebelo de Sousa en el lisboeta palacio de Belém | antónio cotrim (efe)
|

El titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, abordaron ayer la posibilidad de hacer “un frente común estable” entre ambos territorios para que los aspectos relacionados con la demografía
y el envejecimiento poblacional sean “una prioridad” en todo el ámbito europeo.
En esta línea, informó el Gobierno gallego, evaluaron la necesidad de crear “una estrategia demográfica inteligente”, primero que permita “afrontar la realidad tal y como es en este momento” y, segundo, “para revertirla”.

Una prioridad de primer nivel
“La demografía tiene que ser una prioridad de primer nivel, como lo está siendo en el ámbito de la Eurorregión, donde se están realizando varios proyectos para mejorar las condiciones de vida y también los servicios a los mayores”, explicó, antes de añadir que ambos territorios reclaman que la demografía se tenga en cuenta a la hora de decidir el futuro de los fondos de cohesión.
Tras la reunión, ambos mandatarios coincidieron en aprovechar la fortaleza de la cooperación entre los dos territorios para, entre otros aspectos, seguir ganando “centralidad” en Europa, “reforzar la cooperación económica, con unas infraestructuras más modernas, y aprovechar con más intensidad los lazos culturales”.
En el ámbito europeo, ambos repasaron los logros alcanzados por la Eurorregión Galicia-Norte de Portugal, como el micromercado común de seis millones de personas o el Programa Iacobus en el ámbito universitario.
“Y juntos ganamos masa crítica ante las instituciones europeas, algo básico para conseguir apoyo a nuevos proyectos y, sobre todo, alcanzar que se atiendan nuestras demandas en el próximo reparto de fondos europeos”, resumió Feijóo.
En relación a la cooperación económica, el titular de la Xunta y el presidente de la República Portuguesa analizaron los datos que día a día constatan la “consolidación de la recuperación económica” tanto en el conjunto de España como de Portugal. Al respecto, ven este “un buen momento” para reforzar también los datos económicos.
No en vano, Galicia y el país vecino coincidieron en el camino de la innovación, reflejada en la Estratexia de Especialización Intelixente, aprobada en la Eurorregión; en el camino de la economía circular, con un proyecto piloto de “simbiosis industrial” que podría ampliarse a otras empresas gallegas y portuguesas; y en el impulso de sectores estratégicos como el aeroespacial, la automoción, el agroalimentario o el marítimo.
Además de ser conscientes de que todo ello se hará “mucho mejor” con unas infraestructuras más modernas, el presidente también trasladó la importancia de “reforzar los vínculos culturales” en ámbitos como el de la lusofonía, donde ya se está colaborando de manera muy estrecha: con la “Lei Paz Andrade”, el ingreso en 2016 como observadores en la comunidad de países con lengua portuguesa, con casi 2.700 alumnos que estudian portugués, y con producciones audiovisuales conjuntas.

Sector turístico
Por último, en relación al sector turístico, el titular de la Xunta expuso la oportunidad que supone el Año Santo 2021 para los dos territorios con actividades conjuntas, reforzando la marca “Dous países, un destino” y aprovechando los flujos de peregrinación entre Santiago y Fátima.
Feijóo aprovechó el encuentro para invitar al presidente de la República Portuguesa a visitar Galicia, una invitación que Rebelo de Sousa agradeció y acogió positivamente. “Esperamos verlo pronto por Galicia”, concluyó.

Feijóo analiza con el presidente luso una estregia para priorizar el envejecimiento