Liberia logra escapar del ébola, pero nace el miedo a la complacencia

LIB02. Monrovia (Liberia), 09/05/2015.- Liberia women celebrates in Monrovia, Liberia, 09 May 2015, the news of the end of deadly ebola outbreak in the country. The World Health Organization (WHO) on 09 May 2015 officially declared Liberia free from Ebola
|

Tras 10.332 infectados y 4.608 muertos, Liberia fue declarado ayer país libre de ébola, un hito que convierte a este empobrecido país de África occidental en el primero en escapar del devastador virus, pero que hace encender las alarmas sobre la posible complacencia ante una epidemia que aún asuela a Guinea Conakri y Sierra Leona.
En poco más de un año y medio, el virus del Ébola, que nunca antes había aparecido en África occidental, infectó a 26.298 personas, de las cuales 10.892 fallecieron. Es un elevado balance que afectó especialmente a Liberia, dado que el mayor número de muertos se dio en ese país, y lamentablemente, aún no terminó, dado que a pesar del anuncio de ayer, la epidemia prosigue en la región.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer a Liberia país libre de ébola, al haber transcurrido 42 días –dos veces el periodo de incubación del virus– desde que la última paciente fue enterrada de forma segura y al no registrarse nuevos casos. A priori, esto indica que no hay más casos en el país y que, por tanto, nadie es infeccioso y la transmisión se ha paralizado.
Lamentablemente, existen aún tres problemas. El primero es que aparezcan casos importados; el segundo, que hay que reconstruir un país que ha quedado devastado; y el tercero, que la epidemia sigue haciendo estragos en los países vecinos.
El virus apareció en diciembre de 2013 en una zona boscosa de Guinea, fronteriza con Liberia y Sierra Leona, por lo que rápidamente traspasó las porosas fronteras. Ahora hay miedo de que eso pueda volver a ocurrir, a pesar de las medidas de control anunciadas por el Gobierno, y reiteradas esta misma semana en Ginebra por su ministro de Comercio e Infraestructuras, Axel Ady, que confirmó que todas las medidas de control fronterizo y de vigilancia epidemiológica en el país se mantendrán “a medio plazo” para estar seguros de que no surjan nuevos casos.
A finales de 2013, las previsiones del Gobierno indicaban que el PIB iba a crecer entre un 5,9 % y un 7 %, “pero la epidemia hizo que cayera hasta menos de un uno por ciento de aumento”, confirmó el ministro. Respecto a la recuperación, Ady señaló que uno de los pilares va a ser la rehabilitación del sector sanitario, diezmado por la epidemia, dado que al inicio, gran parte de las víctimas fueron los médicos, doctoras y enfermeros que murieron al tratar sin la precaución debida a los pacientes infectados. Casi 200 de ellos fallecieron.
Con respecto al miedo a la complacencia, la OMS, Médicos Sin Fronteras (MSF) y Unicef, alertaron del gran riesgo de que la enfermedad se recrudezca al reducir los controles. “Liberia no se puede permitir bajar la guardia”, advirtió Sheldon Yett, representante de UNICEF en Liberia. La OMS advirtió que mantendrá personal en el país hasta finales del año: “La epidemia de ébola ha expuesto la debilidad de los sistemas de salud en los países en desarrollo y la parálisis de la comunidad internacional”, afirmó Henry Gray, jefe del servicio de operaciones de ébola de MSF.

Liberia logra escapar del ébola, pero nace el miedo a la complacencia