El Liceo sigue imparable tras la goleada ante el Vic

Franco Platero y Dava Torres consiguieron los dos primeros tantos del cuadro coruñés, pero el máximo realizador fue Oruste, con cuatro / Fotos: Quintana
|

El Liceo sigue a lo suyo. Los hombres de Juan Copa alcanzaron ayer su sexta victoria consecutiva, remontando de manera contundente el 0-1 que campeó en el marcador de Riazor durante unos minutos. El 10-3 final muestra una vez más las ganas de título de los verdiblancos, que ya piensan en los dos compromisos que tendrán esta semana en tierras catalanas, el miércoles frente al Voltregá y el viernes contra el Lloret.


Comenzó el partido con los herculinos ya desde el principio buscando la portería de Burgaya. Las bolas al palo que enviaron Platero y Adroher no asustaron a los de la comarca de Osona, que en un contragolpe culminado por Molas inauguraban el marcador (0-1) en el minuto 8.


El Liceo intensificó su dominio. En ningún momento los anfitriones dieron muestra de inseguridad o nervios ante un guion que no era el esperado. Y, como en el anterior partido en casa, ante el Vendrell, fue Franco Platero el que, de jugada personal en el minuto 14, abría la cuenta goleadora de los verdiblancos (1-1).

Recursos
Siguió tirando de recursos el equipo coruñés. Pocos minutos después cogió el testigo Dava Torres, que tras anotar un penalti ponía por primera vez por delante a los suyos, y Marc Grau, que con dos asistencias conseguía que Oruste y Adroher ampliaran las diferencias. En solo tres minutos y casi sin darse cuenta, el Vic pasaba a tener muy cuesta arriba (4-1) un partido que había empezado bien para ellos.


Así las cosas, la segunda parte no fue muy interesante en cuanto al marcador, pero sí para que los pocos aficionados que había en las gradas disfrutasen con los goles de su equipo.


Si bien hubo momentos de juego alocado, y tanto la bola estaba en un lado como en el otro, el Liceo no renunció a lograr más goles, y en el minuto 30 Marc Grau colocó el 5-1.


En la segunda parte no faltaron esos minutos mágicos que ya tuvieron los verdiblancos en la primera. Todo empezó en el 40, con un nuevo tanto de Maxi Oruste. El Vic cambió de portero, saliendo Burgaya y entrando Masoliver. Y al cancerbero suplente del Vic le cayeron dos goles inmediatamente, también conseguidos por Oruste. Total, que el argentino, que no suele ser de los máximos realizadores de la plantilla, ya tenía cuatro dianas en el zurrón... Y es que en este Liceo todos marcan y todos aportan.


Con 8-1 era el momento para que el canterano Pablo Parga disfrutase de unos minutos. Pero poco después de su entrada el Vic anotaba el 8-2, obra de Arnau Font. De todas formas, aún le quedaba pólvora al cuadro herculino. Adroher lograba de falta directa el 9-2, y Parga se unía a la fiesta consiguiendo el 10-2.


El Vic había logrado el primer tanto del partido. Y también anotó el último, con otra vez Arnau Font batiendo a Carles Grau (10-3) cuando solo quedaba poco más de segundo y medio para el final.

El Liceo sigue imparable tras la goleada ante el Vic