La Audiencia juzga a un vecino de Sada detenido por tener en casa más de medio kilo de cocaína

|

Seis años de prisión y 200.000 euros de multa ha pedido la Fiscalía para un vecino de Sada que desde mañana se sienta en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial en un juicio contra una red dedicada al tráfico de cocaína y hachís en la zona de Ferrol. Nueve son las personas acusadas como resultado de aquella operación policial, que se cerró hace ahora un año, aunque es para el residente en Sada para quien se solicita la sanción más severa. El motivo, los 593 gramos de cocaína de una pureza del 73,5% que los agentes hallaron en su domicilio, en un registro en el que también se intervinieron sustancias para el corte de la droga. 
Según las conclusiones del Ministerio Público desde marzo de 2013 el hombre se venía dedicando de forma habitual al tráfico de estupefacientes y su entorno, y para ello hacía “frecuentes viajes” desde Sada, con el objeto de suministrar “importantes cantidades de cocaína y hachís” a otras personas, que después la distribuían al por menor en la zona de Ferrol.
El sospechoso fue detenido junto a otro de los hombres llamados a juicio en el mes de junio en la localidad de Fene y la Policía les requisó una docena de teléfonos móviles y alrededor de mil euros, que el fiscal vincula con los negocios con la droga. 
En el coche en el que transitaban fueron aprehendidas, debajo del asiento del copiloto, cinco bolsas de plástico de color verde que contenían 500 bellotas de resina de cannabis, con un peso total de cinco kilos, además de otro paquete con 25 gramos más de cocaína. 
El escrito de acusación señala al residente en Sada como la persona encargada de conducir el vehículo para trasladar a su cómplice y vigilar y advertirle de la presencia policial para así asegurar el éxito de las transacciones.
Respecto al acusado como su cómplice, se enfrenta a una petición de condena similar, después de que la Policía registrase su vivienda, en Ferrol, y hallase tres bolsas con cocaína, que en total arrojaban un peso de en torno a los 100 gramos. Como destaca el fiscal, en el domicilio había también varios útiles de los que suelen emplearse en el tráfico de drogas, como una cuchara, un cuchillo y dos balanzas. n

La Audiencia juzga a un vecino de Sada detenido por tener en casa más de medio kilo de cocaína