Unidades específicas para ejecución o personal especializado

|

Varias son las soluciones que salen a la palestra cuando se pregunta en los juzgados por los mecanismos que permitirían poner al día las sentencias en espera de cumplirse. Entre ellas está la creación un juzgado específico para la ejecución de sentencias, una solución por la que abogaba el último juez decano, Antonio Fraga Mandián, pero que no cuenta con el respaldo de la actual decana, María Teresa Cortizas González-Criado que es, además, titular del juzgado de lo penal 4. Para la magistrada, más operativo sería aumentar el número de funcionarios que se dediquen a las ejecutorias.

Otra opción que se baraja es la creación de esas unidades de ejecución, pero solo para las sentencias de tráfico y de violencia sobre la mujer, que componen más de la mitad del trabajo de los penales.

 

Servicio común > El proyecto de reforma de la oficina judicial contempla también la puesta en funcionamiento de un Servicio Común de Ejecución, unidades que centralizarían el cumplimiento de sentencias de todo un partido judicial, tanto penales como civiles, y que estarían en manos de secretarios judiciales en lugar de jueces. Mientras algunos aplauden este proyecto –“siempre que cuente con suficiente personal”– para otros no sería eficaz en materia penal, puesto que casi todas las decisiones en este orden dependen de un juez.

Unidades específicas para ejecución o personal especializado