Messi corona campeón al Barcelona en un encuentro que resultó espeso

GRA536. MADRID, 17/05/2015.- Los jugadores del Barcelona celebran el título de Liga conseguido tras su victoria ante el Atlético de Madrid, en el encuentro de la jornada 37 de Liga de Primera División que se juega en el estadio Vicent
|

El argentino Lionel Messi tomó por enésima vez el papel de protagonista decisivo para resolver la vigésimo tercera Liga del Barcelona, culminada con un gol suyo y un triunfo por 0-1 en el Vicente Calderón ante el Atlético de Madrid, en un encuentro espeso y definido por el genial atacante azulgrana.

No hubo sorpresas en la puesta en escena de ambos equipos. La posesión del Barcelona contra la posición y el contragolpe del Atlético. Ni se alteró el equipo culé con la pelota, presionado cada vez que su salida de balón partía de parado, ni el plantel colchonero sin ella, agitado a la contra y a balón detenido, dos registros en los que se mueve con tanta soltura como eficacia, en los que es temible para cualquier adversario, salvo para un formidable Claudio Bravo.
Desde el vuelo del portero chileno, para despejar un cabezazo del uruguayo José María Giménez, respondió el Barça al primer órdago del Atlético en un duelo contemplado desde lo táctico.
Messi no apareció apenas en todo el primer tiempo, pero en cuanto lo hizo, en cuanto su equipo le encontró entre líneas, sucedió algo. Hubo algún detalle del brasileño Neymar, de Pedro o de Rakitic, pero fue el argentino el único que desbordó el compacto esquema de su rival en todo el primer tiempo, con un disparo centrado, un cabezazo contra el brazo de Juanfran y un lanzamiento de falta contra el larguero.
Pero la victoria requería más riesgos, más intención ofensiva del Atlético y más velocidad y profundidad del Barcelona para el segundo tiempo, que comenzó con más de lo mismo de la primera parte, aunque con un matiz, el del que le aportó el conjunto rojiblanco desde la perspectiva de ataque, más dispuesto para jugar en campo rival.
Pero ahí irrumpió de nuevo Messi para desatascar el encuentro. El atacante controló una pelota al borde del área, conectó con una pared con Pedro y entre infinidad de rivales al acecho culminó el 0-1 con un tiro raso.
Así de resolutivo fue Messi, que, primero, dio ventaja al Barcelona y después, con el pitido final, culminó el vigésimo tercer título de Liga azulgrana. n

Messi corona campeón al Barcelona en un encuentro que resultó espeso