Más de 600 inmigrantes asaltan la valla de Ceuta y hieren a 22 agentes

El salto se produjo a primera hora de la mañana de ayer en una zona donde existe mayor facilidad, debido a áreas ciegas donde las cámaras no pueden detectarlos | Reduan (efe)
|

Un total de 602 inmigrantes asaltaron ayer de manera violenta la valla fronteriza de Ceuta, empleando cal viva, palos, cizallas, objetos cortantes, espráis como lanzallamas e incluso cócteles molotov, causando heridas de diversa consideración a 22 agentes de la Guardia Civil.
Se trata de la mayor entrada desde Marruecos desde el 28 de mayo de 2014, cuando 500 inmigrantes lograron acceder a Melilla tras saltar la valla fronteriza con el vecino país, en un intento protagonizado por unos 1.000 inmigrantes. Fuentes de la Delegación del Gobierno confirmaron que el asalto al perímetro fronterizo de Ceuta comenzó pocos antes de las 07.00 horas de ayer por la conocida como finca Berrocal, lugar donde tienen mayor facilidad para llegar hasta la valla debido a sus zonas ciegas, donde las cámaras no pueden detectarlos.
Las mismas fuentes precisaron que los subsaharianos emplearon una violencia extrema contra los agentes para lograr su objetivo de alcanzar territorio español. Un total de 22 guardias civiles resultaron heridos, y cinco de ellos tuvieron que ser trasladados al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Ceuta con quemaduras químicas, ojos inflamados, contusiones y trastornos respiratorios.
Además, 132 inmigrantes además resultaron heridos en el asalto y fueron atendidos por los Equipos de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Cruz Roja Ceuta. Once de ellos tuvieron que ser trasladados también al Hospital Universitario para ser atendidos: siete por cortes importantes, tres por fracturas óseas y uno por una luxación.
El ERIE de Cruz Roja se vio obligado a activar un dispositivo con ambulancias, vehículos de coordinación y vehículos de transporte asistido, así como 50 voluntarios entre conductores, técnicos en emergencia, socorristas y enfermeros, además del equipo de Cruz Roja Ceuta que habitualmente trabaja en el CETI, para atender a los subsaharianos.
Hacía meses que no se producía un asalto masivo por el perímetro fronterizo, y la principal vía de acceso a Ceuta desde Marruecos era la marítima; no en vano los últimos intentos fueron repelidos por las autoridades marroquíes y españolas.
Tras el asalto de ayer, la Asociación Española de Guardias Civiles denunció en un comunicado que los inmigrantes “rociaron con cal viva, excrementos y orín” a los agentes y que 22 fueron atendidos por “quemaduras químicas, ojos inflamados, contusiones y trastornos respiratorios”.
La entrada de estos 602 subsaharianos en la ciudad autónoma originó que el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes vuelva a verse desbordado con cerca de 1.200 personas, más del doble de su capacidad. Ello obligó a Defensa a instalar tiendas de campaña para poder dar cobijo a todos. l

Más de 600 inmigrantes asaltan la valla de Ceuta y hieren a 22 agentes