Los coruñeses rinden tributo a la veteranía arropando en masa a Asia y a John Mayall

|

El Ideal Gallego-2011-06-17-015-9a23d530

nagore menayo > a coruña

 Si la veteranía, en todo, es un grado, su aplicación al mundo de la música no pudo dejar mejor ejemplo ayer en la ciudad. Dos grandes glorias de la música actuaban ayer en sendos conciertos paralelos y ambos lograron reunir a miles de personas en sus actuaciones ante el público coruñés.
El Palexco acogía la puesta en escena del último trabajo de John Mayall, “Tough”, su álbum número 57 en su trayectoria profesional. El mítico guitarrista británico, de 77 años, subió al escenario de Palexco para ofrecer un repertorio de sus grandes éxitos, un recorrido por sus 50 años de carrera musical.
En esta nueva gira, que incluye seis actuaciones en territorio español, el músico está acompañado de su nueva banda, integrada por el guitarrista Rocky Athas, el teclista Tom Canning, el bajista Greg Rzab y Jay Davenport, a la batería.
En los conciertos anteriores, de Bilbao y Segovia, Mayall logró agotar todas las localidades disponibles, sin embargo, para su cita en Palexco quedaron unas pocas sin vender, aunque se rozó el lleno. Los precios de las entradas oscilaban entre los 25 y los 30 euros para las localidades situadas en la platea del recinto..

Rock en el Coliseo > Mientras Mayall hacía las delicias de sus seguidores en Palexco, el Coliseo coruñés vibraba con los ritmos de Asia. Los cuatro integrantes de la formación original, Geoff Downes, John Wetton, Steve Howe y Carl Palmer, quienes formaron el grupo a principios de 1981, se volvieron a unir para ofrecer, treinta años después, los ecos de sus primeros éxitos.
Además de interpretar nuevos temas de su disco “Omega”, rememoraron algunas de las canciones de su disco debut “Asia” que, tras su lanzamiento, se convirtió en el álbum más vendido de 1982 en todo el mundo con 6 millones de copias.
La banda, que está considerada como una de las más importantes de la escena AOR en la actualidad, logró despuntar en sus inicios gracias a varios reconocimientos como el de “mejor grupo debutante del año”, lo que les catapultó a la fama el mismo año que se dieron a conocer. En el concierto de ayer demostraron que mantienen intacto su espíritu, ante un numeroso grupo de incondicionales que no pasaron apreturas.


 

Los coruñeses rinden tributo a la veteranía arropando en masa a Asia y a John Mayall