Reportaje | Así fue como empezó la historia de Fadesa y la actividad de Manuel Jove

En la entreplanta del edificio de la derecha tenía Jove su oficina de Fincas Galicia
|

El milagro de la empresa Fadesa hay que buscarlo en el tesón y trabajo de su propio fundador, no exento de sus fracasos, pero que supo aprender de sus propios errores y llegó a convertir a la constructora-inmobiliaria Fadesa, en una de las mayores firmas de renombre en el concierto económico español.

Hay que recordar a Manuel Jove, su fundador, como un activo directivo de Fincas Galicia, dispuesto a hablar con todo aquel que traspasaba el umbral de su puerta y siempre con soluciones al alcance de sus clientes y factible a sus  bolsillos, colaborando en todo momento con aquellos en lo concerniente a su negocio.

Uuno de sus mayores logros, que no consiguió cerrar personalmente, fue la célebre urbanización del Monte Xalo, que por entonces fue superior a su capacidad, pero de aquel error y de otros que le acompañaron en sus inicios supo sacar una provechosa lección de buen empresario.

No se es tal hasta que no fracasa y se levanta uno de nuevo de sus cenizas, y esto aconteció con Manuel Jove, levantando una de las constructoras más importantes de España y la primera de Galicia, Fadesa, que se convirtió en la empresa abanderada de Galicia en el mundo.

Para comenzar esta historia de Fadesa no iremos a sus orígenes, sino que empezaremos a tener en cuenta el devenir de esta empresa a partir del año 2000, que es cuando comienza de verdad a surgir la esencia de esta, al ser precisamente el año de su consolidación. En poco menos de 20 años había pasado de ser la primera inmobiliaria gallega a convertirse en una de la primeras de España, contando ya con 16 delegaciones abiertas en nuestro país y otras dos en el extranjero, una oficina comercial en Londres y una delegación en Casablanca-Marruecos.

Tenía la compañía pensado en dicho año invertir en la comunidad murciana en los siguintes seis años 27.000 millones de pesetas, convirtiéndola en la zona española predilecta de su inversión global, comercializando algo más de 300 viviendas en el lugar de Guadalupe, a las afueras de Murcia, así como de otras 600 en Agridulce, junto a la Universidad.

 

Desarrollo

Mientras que en la Comunidad Valenciana Fadesa desarrolla un importante desenvolvimiento urbanístico, cuyo coste se cifraba en 16.000 millones de pesetas, con su Residencial “Eldorado” de Valencia.

A Coruña no podía faltar en su agenda inversora y tendrá también una gran actividad constructiva, cuando anuncia la puesta en marcha de la “Ciudad Jardín Valaire” en A Zapateira, cuya inversión rondaba los 13.500  o millones de pesetas, destinados a la construcción de 638 viviendas.

En tanto que en Palma de Mallorca, en agosto de dicho año, inaugura su delegación de Baleares, que coincide con el inicio de la mayor urbanización de la ciudad mallorquina, el “Residencial Carrer Salvador Dalí”, la inversión suponía los 12.000 millones de pesetas para promover un total de 700 viviendas, de las cuales el 65% ya estaba comercializado. Al tiempo que en Madrid, en septiembre, comercializa en Vicálvaro 293 viviendas con un presupuesto de 5.500 millones de pesetas

Pero Fadesa no solo se dedica a la construcción y explotación comercial de sus productos, sino que sabrá colocarlos a diversas entidades financieras, que suscriben con la compañía interesantes contratos, es el caso al que se llega en noviembre del dicho año 2000 cuando coloca al Fondo Inmobiliario del BSCH, un total de 745 viviendas, por valor de 13.621 millones de pesetas, todas las cuales estaban destinadas a alquiler, siendo 111 viviendas del “Residencial Ciudad Jardín Valaire” de A Coruña, 258 del “Residencial Carrer Salvador Dalí” de Palma de Mallorca, 41 del “Residencial Villa del Pino”, de las Palmas de Gran Canaria, 62 del “Residencial Torrejardín” de Oviedo, 184 del “Residencial Parque” de la Concepción en Málaga y 89 del “Residencial Eldorado” de Valencia

En 2001, la empresa tenía previsto desarrollar su expansión comercial al Este de Europa y sus inversiones globales para dicho año serían de unos 65.000 millones de pesetas. En tanto que en el periodo 2003-2004 su pretensión es invertir en sus divisiones hoteleras 270 millones de euros.

 

Accionariado

En este tiempo el accionariado de Fadesa, estaba configurado del siguiente modo: Manuel Jove Capellán 71,8%, Morgan Stanley 10%, Modesto Rodríguez 7%, Caja España 5,5%, Artinver S. L. 5%, otros 0,07%.

El año 2004 es crucial para Fadesa, ya que el 30 de abril hará su debut en la Bolsa de Madrid, quedando el accionariado de este modo: Manuel Jove Capellán 52,03%, mercado de valores 36%, Artinver S. L. 2,5%, Morgan Stanley 2,5%, Modesto Rodríguez Blanco 2,98%, Invergestión 3%. Queda el capital de la compañía compuesto de 11.136.607 millones de euros, totalmente desembolsado y dividido en 111.366.070 acciones, por valor de 0.10 euros cada una.

En dicho año Fadesa presenta una cuenta de resultados por su negocio de 702 millones de euros, con un rendimiento bruto de 258 millones de euros.

Hasta el año 2005, Fadesa, había comercializado en la provincia de A Coruña, la “Ciudad Jardín Valaire”, “Residencial Vegamar, Las Gavias”, “Marina del Pombal” y “Costa Anácara”. En la de Ourense, la “Urbanización Mirasol”, así como en otras localidades de España, entre las que destacaban Oviedo, Ribadesella, Valladolid, Jaca (Huesca) Barcelona, Tarragona, Alicante, Valencia, Málaga, Almería, Granada, Sevilla, Ayamonte (Huelva), Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas, mientras que en Portugal, Lisboa era la niña mimada de Fadesa.

En un segundo reportaje seguiremos indagando sobre la amplia historia de esta empresa.

Reportaje | Así fue como empezó la historia de Fadesa y la actividad de Manuel Jove