El menor condenado por la muerte de Jimmy, recurre

Homenaje en la zona en la que fue asesinado Jimmy ac
|

 

La defensa del menor condenado por la muerte del hincha de Riazor Blues, Francisco Javier Romero, alias Jimmy, presentó ayer un recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid contra la sentencia condenatoria por estar inspirada en “un incomprensible prejuicio” contra un “menor inocente”.
Según publicó El Progerso en su edición digital, el Juzgado de Menores Número 4 de la capital española impuso la pena de seis años de internamiento en régimen cerrado y dos años de libertad vigilada a Álvaro C. G., cuyo apodo es ‘Kit-kat’, como responsable de un delito de homicidio, otro de tenencia ilícita de armas y otro de riña tumultuaria.
Según el citado diario, la defensa solicita la absolución del condenado del delito de homicidio que incluye la sentencia, que es la “triste consecuencia” de dos voluntades.
Por una parte estaría la de un implicado en la agresión contra Jimmy que habría “querido sacudirse de sus responsabilidades asegurándose un papel de falso delator”, en alusión al testigo protegido -imputado en la causa principal- que acusó a cuatro personas como los autores del asesinato de Jimmy, entre ellas el menor que ahora recurre esta sentencia.
La defensa entiende que la persona antes citada fue interrogada como un imputado protegido, por lo que considera que su testimonio es inválido al no prestar juramento, e ilegal ya que la ley no prevé esta “pintoresca” figura”.
Los abogados del menor destacan que fue detenido el 18 de diciembre de 2014 al ser identificado en algunas fotografías tomadas en las cercanías del estadio Vicente Calderón donde el 30 de noviembre del mismo año se produjo la pelea que acabó con la vida de Jimmy.
Fue puesto a disposición del Juzgado de Menores por un delito de riña tumultuaria, hasta que el pasado 15 de junio la Policía elaboró un nuevo atestado en el que le acusaba de homicidio.
La policía relacionó los mensajes de móvil del menor con la muerte de Jimmy por las lesiones provocadas en la cabeza, pero la defensa incide en que cuando la autopsia reveló que el hincha de Riazor Blues falleció por heridas en el abdomen, entonces al menor le acusaron de haber golpeado al fallecido en el abdomen.
La defensa abundó que el menor estaba “dispuesto a todo, incluso a la muerte”, deducido de la consigna “Atleti o muerte”, así lo deja claro. El caso sigue en los tribunales.

El menor condenado por la muerte de Jimmy, recurre