Cataluña, Navarra y Canarias critican la medida que apoyan las comunidades con mayoría del PP

|

  El Gobierno catalán consideró ayer que el copago farmacéutico adoptado por el ejecutivo central “no es suficiente”, mientras que otros gobiernos autónomos, como los de Navarra y Canarias, expresaron su rechazo, una postura que no comparten las comunidades de mayoría popular, como Madrid y Valencia. La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, aseguró que el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, está en contra del copago. Esa posición no es contraria a que, si el Estado lo impone, se intente que afecte lo menos posible a los ciudadanos. La presidenta de Navarra, Yolanda Barcina, aseguró ayer que su Ejecutivo va a defender el régimen foral y va a cumplir la norma básica, pero reconoció que no le gusta que “los pensionistas tengan que hacer un esfuerzo adicional para pagar las medicinas”. El presidente andaluz, José Antonio Griñán, rechazó también la medida. En el polo opuesto, el presidente de la Generalitat Valenciana, el popular Alberto Fabra, pidió la “comprensión y la complicidad” de los ciudadanos ante las medidas de ahorro que impulsa el Gobierno central, las cuales son “necesarias” para mantener el Estado del Bienestar. Para Fabra Rajoy se encontró que “el anterior Gobierno no hizo los deberes”.

Cataluña, Navarra y Canarias critican la medida que apoyan las comunidades con mayoría del PP