Feijóo asegura que el registro de la Xunta de viajeros en zonas de riesgo funciona

Varios turistas disfrutan de la plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela | lavandeira jr (Efe)
|

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, defendió el sistema de control de viajeros que se emplea en Galicia para controlar a los viajeros que proceden de territorios con una incidencia alta de coronavirus.

En este sentido, el presidente gallego dijo que no se prevé limitar la presencia de turistas en la comunidad ni tampoco monitorizar las segundas residencias de ciudadanos que habitualmente residen en otras comunidades como sí se hará en Andalucía.

Cuestionado a este respecto, Núñez Feijóo recordó que en Galicia ya se registran las visitas de las personas procedentes de “todas las comunidades autónomas que sobrepasan 3,5 veces el porcentaje de infección por coronavirus que tenemos en la comunidad”.

Mediante este registro en el que se les pide que indiquen la ubicación en la que permanecerán durante su estancia en Galicia, también se les ofrece un médico y un centro de salud. “Es lo que hemos venido haciendo y funciona”, defendió En este sentido, remarcó, además, que Galicia se sigue percibiendo como un destino seguro porque “la gente cuando viene quiere saber cuál es su médico más próximo o dónde hacerse un test cuando tenga síntomas”, al tiempo que también se facilita “el rastreo”.

Con estas medidas, los visitantes, “por supuesto, pueden venir todas las veces que quieran” a Galicia, añadió.

 

Reproche al Gobierno

Además, Feijóo hizo ayer un llamamiento a “sosegar” el debate entre el Gobierno central y el Ejecutivo de la Comunidad de Madrid para centrarse en la búsqueda de soluciones epidemiológicas en lugar de continuar en la “contienda política”.

Núñez Feijóo se manifestó de este modo en declaraciones a la prensa en un momento en el que el Gobierno central y madrileño siguen sin llegar a un acuerdo para controlar la expansión del coronavirus en la Comunidad de Madrid tras la reunión mantenida este lunes entre el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y el ministro, Salvador Illa.

Para el presidente de la Xunta es importante centrar el debate en cuestiones sanitarias, “hagamos un debate epidemiológico y no ideológico, dejando a los comités clínicos que tomen decisiones y no utilicemos una pandemia como una contienda política”.

 

Poner fin al espectáculo

El presidente gallego abogó por poner fin al “espectáculo de enfrentamiento” entre ambas administraciones puesto que es “algo inaudito” que además supone un “coste reputacional” para todo el Estado. En este sentido, remarcó que la “credibilidad y la reputación de España es una responsabilidad compartida” entre las instituciones por lo que todas deben actuar de una forma responsable.

Con todo, Núñez Feijóo volvió a defender la complejidad que supone atender una pandemia en una autonomía con las características de Madrid, “entendemos perfectamente todas las dificultades que están pasando las autoridades sanitarias de todas las comunidades y, muy especialmente de las más pobladas” como es el caso ya que, ha dicho, “Madrid es sin duda la gran ciudad de España”.

“No es fácil la gestión de una pandemia nunca y es especialmente compleja en Madrid”, insistió el mandatario autonómico.

Finalmente, Feijóo aconsejó a ambas administraciones que se pongan a trabajar de forma conjunta para hacer el mayor número de test posibles “constantes y continuos”, y tomar medidas.

Feijóo asegura que el registro de la Xunta de viajeros en zonas de riesgo funciona