¡Tensión!

Deporte Campeón-2014-04-03-003-23803e9d
|

El carácter y las ganas de Luisinho por volver a competir rebasaron los límites en el entrenamiento de ayer en Abegondo. El lateral portugués propinó un manotazo a Juan Carlos en plena sesión de trabajo.

Habían transcurrido treinta minutos del entrenamiento, Juan Carlos conducía el balón y Luisinho le derribó con una entrada por detrás. Hasta ahí, todo dentro de la normalidad. Los dos se fueron al suelo, Juan Carlos se quejó de la entrada, Luisinho respondió con un gesto y más palabras.

La discusión subió de tono ya con ambos en pie. Se encararon y el intercambio de palabras subió de tono. En el calentón del momento, Luisinho soltó la mano hacia la cara de Juan Carlos. Inmediatamente, el chileno Bryan Rabello se aproximó para separarles.

En su ayuda acudió Juan Domínguez y, poco después, Marchena. El central reprochó a Luisinho su actitud. Las revoluciones bajaron y los ánimos se calmaron. El capitán, Manuel Pablo, también intervino pedir a Luisinho que se callara.

Vázquez no paró la sesión de trabajo, que continuó con normalidad otros 40 minutos. Se da la circunstancia de que Luisinho ha cumplido cuatro encuentros de sanción por llamar “sinvergüenza” al árbitro asistente en el encuentro ante el Hércules a principios de marzo y que ya protagonizó esta temporada otro enfrentamiento, con Culio.  

¡Tensión!