Fin de año con una alegría

El del Osasuna puede ser el último partido de Babel con el Depor aec
|



El Deportivo aspira esta tarde a zanjar 2016 con tres puntos y olvidar su particular ‘annus horribilis’. Un año con un mal balance de resultados para los blanquiazules, tanto con Gaizka Garitano, aunque la mejoría en los últimos partidos es notoria, como con su antecesor, Víctor Sánchez del Amo.
A las órdenes del madrileño los herculinos consiguieron dos triunfos, nueve tablas y 10 derrotas entre enero y el final de temporada. 15 puntos de los 63 que había en juego.
Los guarismos son ligeramente mejores con el técnico vasco, con tres victorias, cuatro empates y ocho derrotas, 13 puntos de los 45 posibles. A falta del partido ante Osasuna y contando a ambos técnicos, el Deportivo ha logrado en Liga sumar cinco veces de tres, ha firmado 13 empates y 18 derrotas.
En la carta a los Reyes conseguir una mejoría en estos números en 2017 se antoja un regalo imprescindible.
También lo será conseguir dejar la portería a cero en Riazor, algo que no han logrado ni Lux ni Tyton. Incluso en la abultada victoria ante la Real Sociedad
(5-1), el conjunto donostiarra marcó el gol del honor.
Otra de las claves ante el equipo navarro será que el Depor salga desde el inicio con intensidad y sin especular. Los blanquiazules se sienten ahora más cómodos con la pelota y tienen que marcar el ritmo del partido en función de sus intereses.
Un duelo con una lista en la que irrumpe de nuevo Bruno Gama, tras recibir el alta médica, y de la que se cae Fayçal Fajr, con escaso protagonismo en los últimos choques.
Los demás convocados repiten, incluyendo un Ryan Babel que podría estar ante su último partido de blanquiazul en Riazor, si finalmente el Deportivo no consigue retenerlo en el mercado de invierno.
Antes de que se materialicen entradas o salidas en el conjunto herculino, el presente del club pasa por este encuentro. Un choque en el que el Depor tendrá que tener paciencia si su rival se encierra atrás y espera a la contra, e inteligencia a la hora de administrar los minutos, sobre todo al final del partido.
Enfrente estará un ex del Deportivo, Joaquín Caparrós, que cuenta con varias bajas. A la ausencia del cedido por los blanquiazules Oriol Riera, debido a la ‘cláusula del miedo’, se suman las de los lesionados Miguel y Javier Flaño, Didier Digard, Oier Sanjurjo e Imanol García.
El Deportivo quiere finiquitar, en Liga, 2016, hacerlo con una sonrisa y con el impulso que daría un triunfo para empezar con fuerza el próximo año.

Fin de año con una alegría