Pilar Bardem amadrina el X Fisahara, dedicado al tesón de la mujer saharaui

La actriz Pilar Bardem. EFE/Archivo
|

La actriz Pilar Bardem, que hoy ha amadrinado la X edición del FiSahara, el único festival de cine que se celebra en un campo de refugiados situado en el desierto, en la wilaya de Dajla (Argelia), ha reprochado al Gobierno español y al Jefe del Estado que no mencionara a los saharauis en sus visitas a Marruecos.

"Me parece inaudito a estas alturas de la vida la posición del Gobierno de España -no digo este, sino este, el anterior y el anterior, precisa-, y sobre todo no entiendo al Jefe del Estado español (...) que vaya allí y pida la excarcelación de unos señores y ni mencione al mismo pueblo al que él entregó a Marruecos".

Visiblemente recuperada de la grave enfermedad que la tuvo ingresada en un hospital este año, "aunque solo por fuera, que me pinto muy bien", ha bromeado, Bardem ha mostrado vitalidad y la misma decisión de siempre.

"Trato de cuidarme y de estar lo mejor posible, pero hay cosas que no tienen solución", ha dicho a Efe la ganadora de un Goya por "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto".

Tras comentar entre risas una anécdota sobre la "manía" que le tenía de pequeño su hijo Javier al Frente Polisario porque la amiga de su madre pedía dinero para ellos, la actriz ha puntualizado que su compromiso no es nuevo: "Llevo trabajando con el Sáhara 35 años".

"Los hijos deben haber heredado en los genes este amor", dice sobre sus hijos Carlos y Javier, reconocidos activistas por la causa saharaui, que ha llevado incluso a este último hasta la ONU, donde expuso el proceso histórico de los campos de refugiados, y que grabó en un documental junto a Álvaro Longoria que les ha valido a ambos varios premios, "Hijos de las nubes".

En una rueda de prensa celebrada en la sede de la sociedad de gestión de derechos de los artistas AISGE, de la que Bardem es presidenta, Jadiyetu Mohtar, de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis, y Abdulah Arabi, delegado del Frente Polisario en Madrid, han agradecido la solidaridad de los españoles y de los "activistas audiovisuales".

Entre ellos, los creadores y codirectores del Festival, Willy Toledo y Javier Corcuera, que han coincidido en pedir una "undécima edición del FiSahara en territorios ya libres", y las actrices Ana Wagener y Melani Olivares que irán este año por primera vez al desierto.

"Vivimos de la solidaridad, por eso hemos podido aguantar 38 años, engañados por el Gobierno de España, que nunca cumplió su promesa de ayudar a los saharauis" a celebrar un referendo como mandató la ONU, ante las agresiones de Marruecos que les ha aislado construyendo un muro del que apenas nadie tiene noticias, ha explicado Arabi.

Como representante de las mujeres que durante años han sido la espina dorsal de los campamentos, organizadoras y buscadoras de sustento y transmisoras de valores que aún los jóvenes mantienen, como el pacifismo y la paciencia, Mohtar ha mostrado su "orgullo" de conseguir "hacer un poco visible la lucha tremenda de nuestro pueblo".

"Porque es también a nivel de género, una lucha pacífica modélica por los derechos de las niñas, un trabajo arduo el de las mujeres al que no se da importancia porque es una rutina, pero es indispensable ese esfuerzo para defender el derecho a ser un ciudadano libre", ha dicho.

Y ha explicado que las mujeres saharauis "no tenemos primaveras, llevamos 38 primaveras árabes sin que se nos vea, luchando contra la injusticia y reivindicando nuestro derecho: no podemos seguir viviendo en un campo de refugiados", ha zanjado.

El festival, que no tiene ningún tipo de ayuda estatal, ha precisado Toledo a Efe, proyectará una docena de largometrajes, la mitad de temática árabe, y otras como "Lo imposible", "La vida de Pi" u "Oz, un mundo de fantasía".

Javier Corcuera, del que se proyectará "Sigo siendo. Kachkaniraqm", puso el cierre al acto recordando el texto de una pintada que vio el primer año de festival: "Hay lugares pequeños con gente pequeña que hacen que el mundo sea grande".

"A poco que me conozcáis seréis conscientes de que el de hoy es un día importante para mi, el Sahara no lo siento solo como un espacio geográfico, sino como un estado de ánimo, y esas tierras usurpadas ocupan un pedacito nada pequeño en lo más profundo de mi corazón", se ha despedido Bardem.

Pilar Bardem amadrina el X Fisahara, dedicado al tesón de la mujer saharaui