Detenido por intentar envenenar a catorce compañeros de una sidrería de Gijón

Un coche de la Policía en un suceso. EFE/Archivo
|

El detenido, de 55 años, fue puesto a disposición judicial el pasado día 4 y el juez ordenó su ingreso en prisión, han informado fuentes de la Policía Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que han precisado que al parecer el arrestado cometió los hechos movido por rencillas laborales con sus compañeros.

Las investigaciones comenzaron en octubre del pasado año a raíz de denuncias del personal del establecimiento, ubicado en el barrio histórico de Cimadevilla de Gijón, que sospecharon del ayudante de cocina porque "era el único" que no presentaba síntomas de malestar.

Al parecer, el empleado vertía en la comida y en la bebida de sus compañeros gotas de un preparado farmacéutico conocido como colme, que se utiliza para generar un síndrome de reacción adversa al consumo de bebidas alcohólicas.

Esta sustancia provoca sudoración, fiebre, jaquecas y taquicardia cuando su ingestión se combina con bebidas alcohólicas y se prescribe como parte de la terapia para la cura del alcoholismo.

La juez de instrucción número 4 de Gijón dictó una orden de prisión provisional comunicada y sin fianza, imputándole al detenido 14 delitos de tentativa de homicidio, sin perjuicio de que en el transcurso de la instrucción esta calificación pueda modificarse.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia en un comunicado, los hechos se remontan a mayo de 2011 cuando falleció el propietario del establecimiento por una parada cardiorrespiratoria compatible con infarto de miocardio.

El forense no consideró necesario en ese momento practicar una autopsia y el cuerpo fue incinerado por voluntad de la familia quedando cerrada la causa por ese fallecimiento.

Los 14 trabajadores del restaurante declararon que llevaban entre 6 y 7 años padeciendo síntomas y aportaron un frasco que habían hallado entre las pertenencias de su compañero.

Los empleados también manifestaron la posible relación con los hechos de la muerte de su anterior jefe y apuntaron que las únicas dos personas que nunca habían presentado síntomas eran el ayudante de cocina y su pareja, según el comunicado del tribunal.

El Instituto Nacional de Toxicología ha comprobado que la sustancia del frasco era cianimida cálcica, la droga base de los compuestos farmacéuticos utilizados para la cura del alcoholismo crónico.

El detenido se ha negado a declarar tanto en la sede policial como en el Juzgado.

La Policía Nacional ha precisado que las investigaciones se iniciaron a raíz de la denuncia interpuesta por el actual dueño de la sidrería y por un empleado de la misma.

Detenido por intentar envenenar a catorce compañeros de una sidrería de Gijón