Flores deja en manos del Gobierno el posible desalojo de los indignados del Obelisco

|

El Ideal Gallego-2011-06-21-002-ae29ca7d

  redacción>a Coruña

  El concejal de Seguridad Ciudadana, Julio Flores, confirmó ayer que el alcalde, Carlos Negreira, tiene previsto preguntar al delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, en la reunión previa a la conformación de la junta de seguridad local, cuál es su posición sobre la acampada que el movimiento 15-M mantiene en el Obelisco, “con decenas de personas ocupando la vía pública”. Considera, en todo caso, que el posible desalojo del campamento solo compete al Ejecutivo estatal.

Reunión > El responsable municipal se mostró también abierto a escuchar al colectivo, pues aclaró “este gobierno está dispuesto a escuchar a todos los vecinos de la ciudad”, si bien dejó entrever las dificultades de su gabinete para encontrar un interlocutor.
Sobre la manifestación del domingo, que concentró en A Coruña a más de 6.000 personas, Flores no se pronunció. La movilización, en contra de las medidas económicas impulsadas por la Unión Europea, discurrió sin incidentes hasta finalizar en la plaza de María Pita.


 

Flores deja en manos del Gobierno el posible desalojo de los indignados del Obelisco