Monaghan salvador

Zach Monaghan dirige un ataque del equipo coruñés ante Nico Richotti | quintana
|

Zachary Michael Monaghan tiene nombre de profeta estadounidense, pero lo suyo es el baloncesto y salvó al Basquet Coruña de la debacle. El escolta anotó 8 de los últimos 9 puntos para su equipo, incluida la canasta a un segundo del final, que valió la cuarta victoria de la temporada.

El triunfo contra Palencia se complicó más de la cuenta en el último cuarto después de mandar durante todo el partido en la vuelta del público al Palacio de Riazor.

Espoleado por la afición o, quizá, por la derrota del martes ante el Breogán, el equipo coruñés salió muy enchufado en los dos lados de la cancha. Secó la producción del Palencia y forzó el primer tiempo muerto de Arturo Álvarez con un 9-2 en cinco minutos de intensa defensa y tres buenas decisiones de Pecius.

No se notó la mejoría visitante ni con la entrada de Richotti y Borovnjak, sus dos máximos anotadores y que sorprendentemente empezaron desde el banquillo, pero el primer triple de la tarde, una técnica y dos acciones desafortunadas de Dago Peña enfangaron el final del primer cuarto (15-10).

El Basquet Coruña recuperó el tono nada más empezar el segundo parcial y alcanzó los diez puntos de ventaja gracias a dos triples de Javi Vega y uno de Peña que forzaron un nuevo tiempo muerto de Palencia. La producción del ala-pívot madrileño –once puntos en once minutos– y una defensa excelente fueron claves para mantener los dos dígitos de diferencia al descanso (37-27).

El tercer cuarto arrancó con un triple de Monaghan sobre la bocina y una acción de Pecius que dispararon a los locales hasta los 15 puntos de renta, máxima del partido. La lesión del base lituano pasó desapercibida, aunque su ausencia cambió el signo del partido.

Le costó a Palencia encontrar el ritmo de anotación, pero cuando lo hizo, quizá en el peor momento ofensivo de los locales, se acercó a nueve puntos. Un 2+1 de Maiza, una rápida acción de Peña tras robo y los triples de Belemene y Javi Vega devolvieron la ventaja antes del último cuarto (56-34).

En el definitivo parcial Palencia empezó a creer y a meter todas las que había fallado. Por contra, el ataque naranja entró en colapso, desperdició su cómoda ventaja y el partido llegó al último minuto con empate en el marcador (64-64).

El Basquet Coruña cedió la posesión ganadora tras una incomprensible pérdida de Javi Vega sin defensa, Peña evitó el ‘sorpasso’ con un tapón sobre Richotti y Monaghan cerró el patido con una canasta espectacular: uno contra uno, penetración y bandeja ganadora. Al fin rugio el Palacio. Ya tienen a su profeta.

Monaghan salvador