Antivirus, ¿Tengo que instalar uno en mi ordenador?

|

Es una de las preguntas que más se suele leer en los foros de internet o escuchar en cualquier tienda de informática del mundo. Pese a que hace unos años era una costumbre que estaba muy arraigada al momento de la compra del ordenador, el avance de la tecnología y la relativa cierta desinformación que hay al respecto ha hecho que existan casos que parecen tener dudas acerca de la importancia de disponer de un antivirus instalado en nuestro ordenador.

Sin embargo, lo cierto es que los virus siguen siendo, en la actualidad, una de las razones más comunes por los que los equipos informáticos comienzan a fallar. Es uno de los problemas que tendemos a pasar por alto pero cuyas consecuencias pueden ser nefastas para nuestro ordenador.

¿Qué es un virus y por qué aparecen?

Los virus informáticos son uno de los aspectos más desconocidos que versan en torno a la informática, especialmente entre todos los que no formamos parte activa de esta industria.

Los virus son programas maliciosos, también llamado malware, que tienen como objetivo infectar a otros archivos de nuestro sistema operativo hasta conseguir dañarlo. En su naturaleza está la habilidad para replicarse y propagarse de un ordenador a otro, por lo que, al igual que un virus humano, es extremadamente sencillo que un virus termine propagado entre todos los ordenadores de una empresa, universidad o centro de trabajo.

La aparición de los virus informáticos tienen diversas naturalezas. Pero normalmente son personas, desarrolladores de software, que persiguen un determinado fin creando este tipo de malware.

Principales ataques de los virus informáticos

Cuando caduca nuestra licencia de software o no disponemos de ningún tipo de antivirus, nuestro equipo puede verse infectado a partir de una gran cantidad de vías.

Una de las más comunes es a través de todos los correos electrónicos que recibimos por internet con archivos adjuntos. Como normalmente nuestro antivirus suele realizar un análisis previo, no solemos enterarnos, pero lo cierto es que desde el momento en el que nuestro ordenador no dispone de ninguna protección, ésta es una de las vías más comunes para convertir cualquier archivo adjunto en una auténtica amenaza.

La segunda de las vías más comunes es a través de las descargas que aparecen en determinadas webs. Es muy habitual que cuando queremos descargarnos algo de internet, pulsemos sobre los diversos enlaces que aparecen en la web en cuestión. Esto puede hacer que nuestro ordenador se infecte rápidamente a consecuencia de un archivo oculto en cualquier descarga que iniciemos.

Por último, la tercera de las formas hace referencia al uso de pen drives en ordenadores públicos. Pese a que estas memorias son uno de los accesorios más útiles para poder llevar nuestros archivos a cualquier lugar, también es una de las formas más rápidas de hacer que estos lápices se conviertan en propagadores de virus.

¿Cuántos virus existen?

Al contrario de la creencia común, los virus no se manifiestan siempre de una misma forma.

Existen tres tipos principales de virus, aunque hay muchas otras:

  • Gusanos: Normalmente son archivos que se encuentran dentro de determinado programas. Su propagación muy rápida, especialmente entre los ordenadores que están conectados a una misma red.
  • Troyanos: Los troyanos no suelen manifestarse ralentizando en el ordenador ni demostrando comportamientos diferentes a los habituales. Su objetivo es realizar funciones ocultas, normalmente maliciosas, sin el conocimiento del usuario.
  • Malware general: Como ya hemos mencionado, el malware lo forman todo tipo de archivos que han sido desarrollados con la idea de infectar cualquier tipo de sistema.

Consecuencias de los virus informáticos

Los virus informáticos pueden tener una gran cantidad de consecuencias, siempre dependiendo del objetivo con el que fueran desarrollados. Sin embargo, una de las consecuencias principales que se desprende de este tipo de malware está relacionada con su capacidad para dejar inutilizados los ordenadores en los que es ejecutan los archivos infectados.

A través de los virus informáticos nuestro ordenador va a necesitar de un buen informático que sea capaz de identificarlo y eliminarlo para poder hacer que nuestro ordenador vuelva a funcionar de manera normal.

Es importante tener en cuenta que si no estamos habituados a trabajar con copias de seguridad, los virus pueden provocar que perdamos todos los documentos que tengamos en nuestro ordenador. Sin importar si los hemos guardado o no, pues sus consecuencias a este nivel suelen ser irreversibles. Por eso, una de las mejores decisiones que podemos tomar es la de trabajar siempre con copias de seguridad. Tanto en la nube como locales, ya sea mediante un disco duro externo o a través de un servidor.

¿Cómo combatir los virus informáticos?

La única forma que existe a la hora de combatir los antivirus de manera eficiente es mediante el uso de antivirus.

Los antivirus son un conjunto de programas informáticos que están programados para proteger a nuestro ordenador de las amenazas externas. Éstos suelen combatir cualquier tipo de archivo malicioso que quiera entrar en nuestro ordenador, ya sea un troyano, un gusano o cualquier tipo de malware, sin embargo, es importante que sepas que no todos los antivirus tienen las mismas funciones. Es importante que estudiemos las opciones entre los mejores antivirus que existen en el mercado, con el fin de conseguir la mejor protección posible.

Generalmente, su funcionamiento se explica a partir de dos vías: Por un lado, se analizan los archivos que quieren entrar en nuestro ordenador, comparándolos con una base de virus que tienen identificados. Por otro, se encargan de monitorizar de manera constante el comportamiento de nuestro ordenador y de todos los archivos que lo conforman. Identificando y atajando cualquier comportamiento fuera de lo habitual que se presente.

Como hemos podido comprobar, los antivirus son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro ordenador. Su protección y durabilidad en el tiempo dependerá, en gran medida, del correcto uso de este tipo de software. Y tú, ¿todavía tienes dudas?

Antivirus, ¿Tengo que instalar uno en mi ordenador?