Más del 90% de los contratos laborales firmados en julio en la ciudad son temporales

El sector servicios acumula la mayoría de contrataciones | quintana
|

El número de afiliaciones con contrato laboral en la Seguridad Social se ve resentido por la situación actual provocada por la pandemia del coronavirus, pero la desigualdad entre hombres y mujeres sigue presente, además de la apuesta de los empresarios por la contratación de personal temporal. Así lo reflejan los últimos datos del Instituto Galego de Estatística (IGE) sobre los contratos iniciales según el género, duración del contrato y localidad de residencia del trabajador, en los que se contabiliza un total de 6.936 contratos firmados el pasado mes en A Coruña.

De todos ellos, 6.506 pertenecen a contrataciones temporales, lo que supone un 93,8%, frente a los 430 de régimen indefinido, es decir, un 6,2%. La diferencia entre hombres y mujeres dentro de estos porcentajes es también significativa. Los primeros firmaron hasta 3.878 contratos, de los cuales 3.651 fueron temporales y 227 indefinidos. 

Las mujeres, por su lado, obtuvieron 2.855 convenios temporales y 203 indefinidos. Esto deja en evidencia la todavía existente diferencia entre ambos géneros a la hora de introducirse en el mundo laboral, ya que, de cada diez contratos, seis van dirigidos a hombres.

Diferencia en un año
Las cifras en relación al mismo mes del ejercicio anterior suponen casi la mitad de contratos nuevos durante este año. Si en julio hubo 6.936 afiliaciones con contrato laboral en la Seguridad Social, hace un año eran 12.026, de las que 11.452 pertenecían a un régimen temporal frente a 574 trabajadores indefinidos. 

Por entonces, las mujeres también representaban una minoría, con 5.567, mientras los hombres firmaron 6.459 relaciones laborales, según los datos de la Consellería de Economía, Emprego e Industria volcados en el Instituto Galego de Estatística.

Más del 90% de los contratos laborales firmados en julio en la ciudad son temporales