Abanca gana 247 millones hasta junio, un 7,8% más, y su rentabilidad figura entre las más altas del sector

Francisco Botas, Juan Carlos Escotet y Alberto de Francisco llegan a la presentación de resultados de Abanca | xoán rey (efe)
|

Abanca obtuvo en el primer semestre de 2018 un resultado neto de 247 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,8% respecto al mismo período de 2017. El presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet; el consejero delegado, Francisco Botas; y el director general financiero, Alberto de Francisco, presentaron ayer en rueda de prensa los resultados hasta junio de este año.
El banco, según destacaron, registró una rentabilidad ROE del 11,8 por ciento, “entre las más destacadas del sector”. Este indicador (por sus siglas en inglés “return on equity”) mide la capacidad que tiene la empresa de remunerar a sus accionistas.
Además, Escotet reivindicó que este resultado está basado en “un destacable crecimiento del margen básico”, que crece un 8,1% y sigue incrementado su aportación a la cuenta de resultados.
También llamaron la atención los responsables de la entidad sobre la “fortaleza” del posicionamiento comercial del banco, con un crecimiento del 6,3% en el volumen de negocio, que roza ya los 70.000 millones. Contando con la red portuguesa de Deutche Bank, esta cifra se elevaría hasta los 75.000 millones.
La venta de seguros generales aumentó un 6,9% y “se consolida como uno de los principales ejes estratégicos de la entidad”, al tiempo que se registró un “intenso ritmo de concesión de crédito, con especial protagonismo del segmento pymes y autónomos”, que recibió 500 millones más de crédito que en el primer semestre de 2017. Mientras, el saldo de dudosos se redujo 18 trimestres consecutivos, de acuerdo a los datos trasladados por Botas, y la tasa de morosidad llega al 4,6%, “manteniéndose Abancaentre las mejores entidades del sector por calidad de activos”.
La ratio de capital CET1 se sitúa en el 14,6 por ciento, con una holgura de 1.809 millones que permite al banco “afrontar oportunidades de crecimiento”. Además, en lo que va de año, las cuatro agencias de rating que califican a la entidad han mejorado su nota y las cuatro expresan una perspectiva positiva para el futuro. Según la entidad, el “refuerzo” del posicionamiento comercial de la entidad tiene su reflejo en la captación de recursos de clientes. Los depósitos estables de la clientela crecieron un 5,7% y la comercialización de seguros de ahorro, fondos de inversión y planes de pensiones, un 18,2%. El número de nuevos ingresos de nóminas de clientes llegó a las 41.000 en junio. 

Banco Caixa Geral
Abanca es uno de los tres bancos que ha pasado a la segunda vuelta en la operación para hacerse con la red española del portugués Banco Caixa Geral y “naturalmente” mantiene su interés por ella.
Además, Escotet afirmó que el arbitraje para que la entidad financiera pueda dejar la concesionaria Itínere (propietaria de Audasa y, por tanto, de la AP-9) se encuentra “en proceso de decisión” y que la fecha “en principio apunta a octubre”.
Por otro lado, Botas aseguró que la entidad considera que un impuesto a la banca como el propuesto por el Gobierno “no es lo más adecuado” y “puede tener efectos perjudiciales”. 
Añadió que ese impuesto en España supondría una “desventaja competitiva” frente a otros territorios y mostró sus dudas respecto a gravar adicionalmente a un sector concreto, como la banca, que supone “poco más del 3% del PIB” en el país. l

Abanca gana 247 millones hasta junio, un 7,8% más, y su rentabilidad figura entre las más altas del sector