El calor y la crisis le ganan la partida a los descuentos en el primer día de las rebajas

|

El Ideal Gallego-2011-07-02-004-e6d4f248

p. g. l. > a coruña
  Un sol veraniego. Más de 25 grados. Y día laborable. Los comerciantes preveían un inicio de las rebajas flojo y los factores ajenos a la crisis económica no ayudaron a mejorarlo. El período de descuentos estival arrancó ayer en la ciudad con un poco menos de movimiento del habitual, pero con descuentos que llegaron a alcanzar el 70%, todo con el fin de atraer hasta los comercios a unos consumidores que hacen números antes de sacar la cartera.
La afluencia de gente no fue igual en todas las zonas comerciales. Así, si en la calle Real eran pocas las personas que se podían ver paseando con bolsas, en la plaza de Lugo o en el centro comercial Cuatro Caminos las colas, tanto para los probadores como en las cajas, ocupaban más tiempo del previsto. No fallaron los clientes de El Corte Inglés. Como todos los años, a primera hora de la mañana más de una veintena de personas esperaban a las puertas de Ramón y Cajal para ser los primeros en hacerse con las gangas de verano. Eso sí, este año hubo quien quiso probar el inicio de las rebajas en el nuevo establecimiento de A Grela.
También estrenaron descuentos estivales el resto de firmas de Marineda City. Aunque a media mañana en el exterior del centro comercial se circulaba con total normalidad, por sus pasillos se movía mucha más gente de la habitual para un día laborable. El complejo comercial podría vivir su día grande mañana, cuando, como otras muchas zonas comerciales de la ciudad, abrirá sus puertas para no dejar a ningún coruñés sin rebajas. Sobre todo si, tal y como prevé Meteogalicia, el cielo se volverá a cubrir de nubes, y las temperaturas máximas pasarán de los 26 grados de ayer a los 20 del domingo.

Recorrido > Los jóvenes –muchos de ellos ya de vacaciones– fueron los que más partido le sacaron al inicio de las rebajas estivales. Los había, incluso, que habían planeado al detalle las zonas que tenían previsto visitar a lo largo de toda la jornada. “Hemos estado en Cuatro Caminos, la plaza de Lugo y la calle Real, y por la tarde toca Dolce Vita y Espacio Coruña”, comentaba Ana Ferreiro, una  “adicta” de las rebajas, que tenía previsto gastarse unos 100 euros el primer día de descuentos. No todo el mundo quiso perder el tiempo de tiendas. Una gran parte de los que ayer tenían el día libre y se pasaron por los comercios se repartieron entre las colas de las cajas y la playa.
Sobre las rebajas hubo opiniones para todos los gustos. Aunque en los escaparates se anunciaban descuentos de hasta el 70%, muchos clientes se quejaron de que había que rebuscar más que en otras ocasiones para encontrar los mejores precios. Incluso hubo quien calificó de “flojas” las primeras promociones.

El calor y la crisis le ganan la partida a los descuentos en el primer día de las rebajas