Solari afronta en Melilla su primer examen en el banquillo

Santiago Solari dirigió ayer su primer entrenamiento como técnico del Real Madrid en la ciudad deportiva de Valdebebas | EFE/Emilio Naranjo
|

El Real Madrid examina las capacidades como técnico del primer equipo del argentino Santiago Solari, sustituto interino de Julen Lopetegui, que dispondrá de varios encuentros para ganarse su continuidad, con un primer examen en Melilla en el estreno en Copa del Rey.
La corta etapa de Lopetegui al mando del Real Madrid llegó a su fin. La goleada del clásico dio paso a una destitución anunciada, por una crisis de resultados e identidad que no encontró fin. La apuesta de la directiva está en la casa, Solari, que encara el reto de cambiar física y psicológicamente a un grupo de jugadores que no encuentran su identidad.
El duelo en Copa del Rey ante un rival de otra categoría, el Melilla de Segunda división B, será el punto de partida a un período de prueba, con el club buscando un técnico de renombre mientras valora a Solari dirigiendo por primera vez un equipo profesional tras formarse en la cantera de la ‘casa blanca’.

Varias bajas
Se estrenará Solari en el banquillo del primer equipo con un buen puñado de bajas que afectan especialmente a la línea defensiva. Sin los lesionados Dani Carvajal, Marcelo, Raphael Varane, Jesús Vallejo y Mariano; y manteniendo la idea de rotaciones que el conjunto encara cada temporada en las primeras rondas de esta competición, a la que este año puede dar mayor importancia que en los últimos años.
En un partido inédito en la historia del fútbol español ante el Melilla, Solari podría dar descanso a titulares indiscutibles para recuperar fuerzas y llegar en plenitud al partido clave de la semana, el sábado ante el Real Valladolid en Liga. Así, a falta de la convocatoria que lo confirme, jugadores como Sergio Ramos, Casemiro, Kroos, Modric, Bale y Benzema descansarían. La portería en Copa iba a ser para Kiko Casilla, según los planes de Lopetegui. Ahora Solari debe decidir su fórmula, por quien apuesta en Liga y ‘Champions’, en los dos próximos partidos que dirigirá, si mantiene la alternancia entre Courtois y Keylor Navas, con la Copa para el tercer guardameta.

El rival, un Segunda B
Por su parte, el Melilla, segundo clasificado del Grupo IV de la Segunda B, se prepara para una cita histórica en la que, pese a lo difícil del empeño, no ha descartado dar la campanada, según su entrenador, Luis Miguel Carrión, quien ha asegurado que competirán para hacerlo en el debut en el banquillo madridista de Solari.
Sin apenas localidades por venderse en las taquillas, lo que asegura un lleno de 7.000 espectadores, los melillenses afrontan el encuentro con la única baja de Menudo, que cayó lesionado el pasado 21 de octubre en el encuentro ante el UCAM Murcia y que tendrá que estar de baja entre cuatro y seis semanas.
Los locales llegan a este partido tras haber empatado sin goles el pasado domingo en Jumilla, donde perdió el liderato del Grupo IV de la Segunda B, por lo que se sitúa en segunda posición (21 puntos), a un solo punto del UCAM Murcia, primer clasificado.
El Melilla es el mejor equipo del campeonato como local, donde ha ganado 4 partidos y sólo ha cedido un empate, con 11 goles a favor y 4 en contra, mientras que como visitante ocupa la octava posición. Su máximo goleador es el franco-marroquí Yacine Qasmi, que ha marcado 5 goles, seguido por Oscar García, con 3. l

Solari afronta en Melilla su primer examen en el banquillo