Navantia coloca en grada la quilla del flotel que entregará a Pemex en 2016

|

El astillero ferrolano de Navantia ha colocado este mediodía la quilla del flotel -Buque de Apoyo a Plataformas- que construye para la petrolera mexicana Pemex, cuya fabricación se inició el pasado 22 de mayo con el corte de la primera chapa de acero.
Fue a las 12 de esta mañana en un acto interno dentro de los muros de la factoría ferrolana al que no asistieron los medios de comunicación.
El bloque que se ha depositado hoy en la grada es el número 230, con una eslora (largo) de 15,6 metros y 128 toneladas de peso. Corresponde al doble fondo de la cámara de máquinas y es uno de los 86 bloques que ensambla el flotel.
Se trata, explicó hoy la compañía naval pública en una nota, de un buque polivalente y tecnológicamente avanzado con capacidad para alojar a 700 trabajadores durante largos periodos de tiempo de las plataformas que explota Pemex.
Se caracteriza, destacan, por su capacidad de posicionamiento dinámico "y tiene como misión principal ofrecer un máximo confort en alta mar", al estar equipado con camarotes, salas de ocio y esparcimiento.
El buque, prácticamente idéntico a la segunda unidad que construye en la ría de Vigo la factoría de Barreras, tiene como fecha final de entrega el 16 de julio del 2016.
El flotel tendrá un largo de 131 metros con una manga (ancho) de 27 metros y un peso muerto de 7.000 toneladas. Supone, para los astilleros, más de un millón de horas de trabajo.
El contrato con Pemex lo adelantó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en septiembre del 2012 y se adjudicó, formalmente, en enero del 2014.
Para Navantia, subraya la empresa que emplea a 2.300 operarios en sus dos centros en Fene y Ferrol, supone el regreso al mercado civil y tilda este encargo de "estratégico".
"Es una condición indispensable cumplir con el contrato del mismo", subrayan.
El Comité de Empresa, por su parte, ha criticado la desorganización de la obra del flotel. En declaraciones a los medios, un portavoz sindical manifestó este mediodía
"Solía ser un acto alegre pero ya no podemos decir lo mismo", lamentó, "el barco va con retraso y la estrategia productiva de este buque no es la habitual de Navantia, ni el modelo de organización y nos preocupa".
Insisten, además, en reclamar para la ría de Ferrol la construcción íntegra del buque. En septiembre, Navantia informó a la plantilla que 8 de los 86 bloques del BAP adjudicados a la ría de Ferrol se desviaban a los astilleros del sur, en la bahía de Cádiz.
La decisión cayó mal entre la plantilla que aprobó un calendario con varias movilizaciones internas y externas en el mes de octubre que concluyeron el pasado jueves 23 con una manifestación ante el Ayuntamiento de Ferrol.

Navantia coloca en grada la quilla del flotel que entregará a Pemex en 2016