Riazor se prepara para los temporales a pesar de los cielos despejados del anticiclón

Las máquinas seguirán trabajando en la playa durante toda la semana | pedro puig
|

en realidad, octubre se está portando de una manera casi idéntica a como lo hizo la temporada pasada, lo que permite abrigar la esperanza de que la meteorología se muestre tan suave como lo hizo entonces, con escasos temporales que apenas causaron incidencias.

Los servicios de emergencia recuerdan lo difícil que es prever el cambio de tiempo: el año pasado fue necesario que regresaran las palas excavadoras para rehacer la duna después de que los temporales removieran los 23.000 metros cúbicos de arena que componen esta protección. Fue el huracán “Ofelia”, que provocó el primer día de mal tiempo en muchas semanas.

Pero, de momento, el parte meteorológico sigue prediciendo un tiempo estable, marcado por el anticiclón, de manera que los operarios tendrán tiempo de sobra para finalizar su trabajo, que comenzó ayer durante la bajamar y que se prolongarán durante cuatro o cinco días. De esta manera, la barrera estará lista para el fin de semana.

En total, el obstáculo mide unos 360 metros de largo y es habitual que no solo se rehaga alguna que otra vez durante la temporada de tormentas, sino que incluso se levante más alto ante un aviso de fuerte oleaje, ya que es la única defensa de esa zona del Paseo Marítimo

Riazor se prepara para los temporales a pesar de los cielos despejados del anticiclón