El mes de julio se despide con lluvia para dar paso al calor sofocante de agosto

Los coruñeses despiden el mes de julio con paraguas y chubasquero | PEDRO PUIG
|

Estas últimas horas de temperaturas más moderadas, incluso frescas para la época, de lluvia y viento, serán ya un espejismo en los próximos días, ya que A Coruña volverá a alcanzar temperaturas muy altas y puramente veraniegas. De hecho, los termómetros irán subiendo día a día y, según la previsión de Meteogalicia, hoy las máximas alcanzarán los 21 grados, pero mañana subirán hasta los 27, el jueves hasta 32, el viernes serán 33 y el domingo se llegará a los 34 grados. 
Así, agosto, por lo menos la primera quincena, presentará una cara bien distinta a la del mes que se despide y, a  partir  de mañana, las nubes  abandonarán  la  ciudad  y darán paso a una semana soleada, con los cielos totalmente despejados y altas temperaturas. 

Aire de África
Además, a partir del jueves, se notará la llega de aire cálido procedente del norte de África. E incluso las mínimas superarán los 15 grados en estos primeros días de agosto, lo que asegura el lleno en los arenales de A Coruña.
En cuanto a julio, dice adiós dejando un “mal recuerdo” en lo que a meteorología se refiere pues, pese a que las temperaturas no han sido demasiado bajas, los días soleados han sido prácticamente inexistentes, llevando a los coruñeses a no desaprovechar ni uno de los rayos de sol que salieron durante estas cuatro semanas en A Coruña. 
Unas jornadas escasas que, sin embargo, abarrotaron las playas urbanas y provocaron retenciones en los accesos por parte de aquellos que optaron por acercarse hasta algunos de los arenales del área metropolitana, tanto hacia Oleiros, Sada y Bergondo como hacia Arteixo. 
En definitiva, el séptimo mes del año termina, según Meteogalicia, con una temperatura media de 18 grados. La mínima registrada fue de 14,  una temperatura  que se encuentra bastante por debajo  de  la  que  se  espera  para el considerado primer mes de las vacaciones en toda España. l

El mes de julio se despide con lluvia para dar paso al calor sofocante de agosto