Los vecinos recogen treinta sacos de basura en Penamoa en apenas una hora

|

El Ideal Gallego-2011-06-30-003-dceeaa39

Abel peña > a coruña
  Una cuadrilla de limpieza subió ayer a Penamoa para tratar de adecentar un poco un terreno salpicado de escombros y basuras, producto de la demolición del antiguo poblado. Los limpiadores no eran empleados contratados por el Ayuntamiento, sino los propios vecinos del barrio, organizados por la plataforma Ventorrillo Desmantelamiento Penamoa que trataban así de llamar la atención sobre un problema sanitario y medioambiental que el anterior gobierno municipal había ignorado siempre. El grupo de voluntario concentró sus esfuerzos en una estrecha franja de terreno colindante con la Tercera Ronda y durante una hora, trabajaron hasta reunir 30 bolsas llenas de diferentes tipos de desechos.
Ana Oreiro, presidenta de la plataforma, explica que escogieron ese punto en concreto porque está cerca de chalés cuyos residentes han tenido que convivir con la basura demasiado tiempo. Pertrechados adecuadamente, los vecinos procedieron a hacer montones para clasificar la basura. Trabajaron durante más de una hora, para después llamar a los servicios   municipales para anunciarles que podían pasar a recoger los deshechos.
No se sabe si la recogida va a tener lugar, aunque Oreiro señaló que “después de el esfuerzo y las molestias que nos hemos tomado, sería una tomadura de pelo que no lo recogieran. De hecho, vendremos a comprobarlo”. La presidenta de la plataforma espera así que este acto no sea puramente simbólico, sino que haya servido para animar a la concejalía de Medio Ambiente, que dirige el popular Enrique Salvador, a coger el testigo y solucionar un problema que lleva enquistado demasiado tiempo para disgusto de los vecinos de O Ventorrillo. “Es una vergüenza como está esto”, apuntó uno de los voluntarios.
Es prácticamente el único punto en el que coinciden con los chabolistas, que aún permanecen en  lo que queda del poblado, y que  han denunciado en varias ocasiones que los escombros de las infraviviendas derribadas se han convertido en el refugio de ratas que han mordido a sus hijos en alguna ocasión.  La única actuación que llevó a cabo el Ayuntamiento para solucionar el problema fue preceder los derribos de técnicos que retiraran la uralita de los tejados de los galpones, y únicamente después de que la ONG Arquitectos sen Fronteiras les denunciar por no haberlo hecho en anteriores demoliciones.

Rexeneración xa > Aunque no tomó parte en la limpieza, el concejal de EU César Santiso estuvo contemplando como los vecinos trabajaban y manifestó su desolación por el mal estado de los terrenos de Penamoa “meses despois de que denunciáramos o problema. As autoridades teñen esquecido os veciños de O Ventorrillo. Este debería ser un lugar de lecer e imos tomar as iniciativas que poidamos para que se resolva este problema”. Santiso acabó reclamando “rexeneración, xa”. Tampoco habían venido allí para colaborar n las tareas de limpieza la Unidad de Intervención Policial que acudió en tres grilleras, sino para asegurarse de que no habría un conflicto entre los manifestantes y los chabolistas de Penamoa, que se limitaron a observar lo que ocurría desde sus viviendas.
Precisamente más presencia policial es lo que pedirá Oreiro es su reunión de hoy con el delegado del Gobierno, Miguel Cortizo Oreiro estaba satisfecha después de que se recibiera a la plataforma tras varias solicitudes. “Lo primero que le voy a  decir es ‘por fin’ y lo segundo, que queremos más coordinación y más constancia en las acciones policiales en Penamoa”. Para Oreiro, la solución está clara “la droga no nace en el poblado, así que basta con montar controles para detener a quien sube para que se acabe, porque además los coches son siempre los mismos”.

Los vecinos recogen treinta sacos de basura en Penamoa en apenas una hora