El presidente pide calma y no ve debate sobre Vázquez

El presidente del Deportivo respondió las preguntas de los periodistas durante la presentación del Teresa Herrera | pedro puig
|

El Consejo de Administración del Deportivo se reunirá hoy para analizar la situación del equipo después de la primera derrota de la temporada, que ha sido más dolorosa por las circunstancias en que se produjo, ante el filial del eterno rival y en el césped de Riazor, empañando los números del equipo en el inicio de la temporada, que, cierto es, estaban muy por encima de las sensaciones que ofrecían los blanquiazules en el terreno de juego. Sobre la mesa estará el nombre de Fernando Vázquez, pero no hay dudas sobre el de Castrofeito, o al menos así lo admite públicamente el presidente, Fernando Vidal, que ayer compareció ante los medios de comunicación en la presentación del Trofeo Teresa Herrera.

El dirigente reconoció que sintió “vergüenza” por la derrota de su equipo, pero abogó por afrontar la situación con calma.

“Mi sentimiento seguro que no difiere del resto de deportivistas, fue una derrota tremendamente dolorosa, sentí cierta vergüenza del hecho en sí, pero como deportista, relativizo los éxitos y fracasos”, explicó Vidal. 

Una pesadilla
El presidente indicó que “ni en los peores sueños de un deportivista” podría preverse una derrota con el segundo equipo del “eterno rival” y aseguró que la “noche” posterior al partido “fue muy larga”, pero abogó por “levantar la cabeza” y “pensar” en el “objetivo final, el ascenso” a Segunda División. “Ahí sí hablaríamos de fracaso si no conseguimos el objetivo que tenemos. Somos 102 equipos en Segunda B y solo uno está obligado a ascender y es el Deportivo. Además de la dificultad de la competición, la presión que tenemos encima es importante”, admitió. 

En todo caso, dejó claro que no ha “perdido la confianza en el proyecto” que tiene entre manos por “un resultado” y consideró que el entrenador, Fernando Vázquez, que la temporada pasada no pudo evitar el descenso a Segunda B a pesar de ser el mejor equipo de la segunda vuelta, sigue siendo “la persona adecuada” para el banquillo. 

“Desde que Fernando está de entrenador, hemos jugado 15 partidos de liga en casa y solo perdió dos, ayer y ante el Extremadura. El resto de resultados en casa han sido buenísimos. Si nosotros ponemos en duda la labor de un entrenador, tenemos que pensar, también, llegado el momento, que lo que venga tiene que mejorar lo que hay y eso no es tan fácil”, matizó. Aunque está prevista una reunión del Consejo de Administración, “como todas las semanas”, Vidal consideró que lo que deben tener es “mucha calma” 

“Yo, desde el punto de vista personal, no veo debate en estos momentos. Hay que tener tranquilidad, calma y esperar”, incidió.

El mercado
Respecto a las opciones de reforzar al equipo en el mercado  invernal, que se abre el 1 de enero, explicó que el Deportivo dispone de una ficha para un menor de 23 años y dependerá del “informe” de la dirección deportiva el cubrirla o no para intentar afrontar con más garantías la segunda parte de la temporada.

También contempló la posibilidad de que el uruguayo Diego Rolan sea traspasado “si hay ofertas buenas” por él. En el caso del charrúa, el Deportivo tendrá que afrontar una dicotomía: dejar salir a un jugador que marca diferencias para mejorar su economía o hacer un esfuerzo para tener más opciones de ascender. 

Balance
A punto de cumplir un año de mandato, dijo que este “ha sido tremendamente duro”.

“Entramos con lo que había, en marzo llegó la pandemia, el final de liga y el Fuenlagate que nos ha despistado de muchas cosas, hicimos un esfuerzo enorme a contrarreloj para Segunda b, una grandísima plantilla y nos ha faltado suerte en muchas cosas. Habrá que buscarla con más trabajo”, dijo el presidente quien dijo que en Abanca están “preocupados”, pero apoyando”.

El presidente pide calma y no ve debate sobre Vázquez