Pachi Vázquez afirma que no se va, pero “cambia de carril” a la segunda línea

GRA100. OURENSE, 07/05/2015.- El socialista Pachi Vázquez, que esta misma semana anunció que deja la primera línea y renunció a su escaño en el Parlamento, durante el desayuno informativo celebrado esta mañana en
|

 El otrora secretario xeral del PSdeG Pachi Vázquez señaló ayer que, si bien el pasado lunes renunció a su escaño en el Parlamento, con lo que deja de ser diputado, esto no significa que se va de la política, y sí “un cambio de carril para pasar a estar en la segunda línea”. El político socialista concretó en un desayuno informativo en Ourense que seguirá colaborando con su partido en las campañas y actos en los que se requiera su presencia y que mantendrá su carné de militante. “No me despido, cambio de carril”, proclamó Vázquez en el transcurso de esta comparecencia, en la que explicó que se aparta para defenderse de la imputación que pesa sobre él. “Es imposible hacer política desde la presunción de culpabilidad”, dijo Vázquez, quien afirmó que “me beberé este cáliz yo solo, amargo pero tranquilo”, para evitar que pueda verse salpicado “ni el partido ni el Parlamento”. Respecto al proceso abierto contra él, Vázquez defendió “la legalidad” de su actuación durante su etapa en la Alcaldía y remarcó que el Ayuntamiento, bajo su mandato, “actuó en la más estricta legalidad”. El socialista está siendo investigado por la presunta comisión de un delito de prevaricación relacionado con 37 contrataciones realizadas durante su etapa al frente de la Alcaldía de O Carballiño. Pachi Vázquez explicó de nuevo que su dimisión se produce “para no ocultarse en el Parlamento”, tras ser procesado por el TSXG por supuesta prevaricación cuando era regidor en este municipio ourensano. No obstante, el socialista considera “una casualidad” que este proceso se revise ahora, “dieciséis años después”, coincidiendo con la etapa de elecciones, y remarcó su confianza en poder probar su inocencia porque “tengo muchísimos expedientes” y “los tengo aquí”. “Iré a donde tenga que ir. Me voy a defender con uñas y dientes”, insistió Vázquez, quien negó una correlación entre su rueda de prensa y la imputación por otro delito de prevaricación que pesa sobre el candidato socialista por Ourense José Ángel Vázquez Barquero. Convencido de que la justicia “colocará a cada uno en su lugar”, garantizó Pachi Vázquez que él actuó “legalmente defendiendo la honra del Ayuntamiento, la mía y la de los trabajadores”, subrayó, y elogió a su partido pese a las últimas desavenencias que ha tenido con la dirección gallega. De su etapa, comentó que al PSOE le debe “todo”, tanto “alegrías” como también “algún dolor de cabeza”, pero cree que es el momento de apartarse para que no se vea perjudicada esta fuerza política. Pachi Vázquez se refirió a su posible acercamiento a Ciudadanos, y, atajando los rumores, calificó esto de “disparate”. “Dejo la política, no me aboco en el abismo”, enfatizó. Por otra parte, ha dado a conocer su impresión de cómo ve al PSOE para estas elecciones. Frente a los pasados comicios, donde el PSdeG perdió “cinco millones de votos”, Vázquez considera que se abre “un nuevo escenario”, alejado de mayorías absolutas y donde “el partido hegemónico se acabó”, declaró el socialista. Además, Vázquez afirmó que hasta el presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, “piensa en pactos”. Eludiendo hacer “porras”, pronosticó que se verán “gobiernos en mayorías minoritarias”, donde el PP “juega a rozar mayorías” y con una izquierda “atomizada pero con pactos”. Además, cree que Democracia Ourensana puede “llegar a pactar y formar parte del Gobierno local”. Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguró que desea que a Pachi Vázquez le vaya “lo mejor posible” y que pueda acreditar su inocencia ya que insiste en que no cometió ningún acto irregular ni que suponga una recriminación penal, porque “sería bueno para la política”.

Pachi Vázquez afirma que no se va, pero “cambia de carril” a la segunda línea