Michelle Obama, la gran sorpresa de los Óscar

En la imagen, la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama. EFE/Archivo
|

La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, fue la gran sorpresa de la gala de la 85 edición de los premios Óscar, en los que intervino a través de un vídeo para abrir el sobre y anunciar el premio a la mejor película, que recayó en "Argo".

El actor Jack Nicholson dio la palabra a Michelle Obama, quien comenzó su intervención con un expresivo: "Bienvenidos a la Casa Blanca".

Obama resaltó que las diez películas que optaban a llevarse el Óscar "amplían nuestros horizontes y nos llevan a lugares a los que nunca habían imaginado".

"Felicito a todos los nominados" por trabajos que "nos hicieron reír, llorar y, de hecho, nos enseñaron que el amor puede luchar contra todo y puede transformar nuestras vidas de la manera más sorprendente".

Por ello, animó a todos, pero en especial a los más jóvenes, a tener la "fuerza de creer" en sí mismos, sean quienes sean, y en que es necesario el esfuerzo diario para "lograr sus sueños".

Obama devolvió la palabra a Nicholson, quien presentó las diez cintas candidatas al máximo galardón, tras lo que la primera dama estadounidense abrió el sobre y anunció que "Argo" era la película ganadora de esta 85 edición.

"Argo", dirigida y protagonizada por Ben Affleck, se impuso en el principal premio de los Óscar a "Amor", "Bestias del sur salvaje", "Django desencadenado", "Los Miserables", "Vida de Pi", "Lincoln", "El lado bueno de las cosas" y "La noche más oscura".

Michelle Obama, la gran sorpresa de los Óscar