2015 fue el más seco de los últimos seis años, con 525,6 litros de lluvia acumulados

El Ideal Gallego-2016-01-02-005-fe98f5ec_1
|

A pesar de que el final de diciembre ha estado pasado por agua, el recién terminado 2015 ha sido el año más seco de los últimos seis en A Coruña. 
La estación que MeteoGalicia tiene en el dique de abrigo registró 525,6 litros de lluvia por metro cuadrado en los últimos doce meses, 281 litros menos que en 2014, cuando se recogieron 806,8 (en 165 días de lluvia).
Fue la marca más alta de un período –desde 2010– en el que se superaron los setecientos litros por metro cuadrado en tres ocasiones. La primera fue en 2010, con 733,4 litros de agua por metro cuadrado registrados a lo largo de los 154 días de lluvia del año. El mismo número de jornadas lluviosas tuvo 2013, año en el que se recogieron 784, 4 litros.
En el otro lado de la balanza, los 132 días de agua de 2011 y los 145 de 2012 dejaron 558,02 y 547,8 litros de lluvia por metro cuadrado, respectivamente. Datos cercanos, pero a cierta distancia de los de este pasado 2015, que no solo tuvo la menor cantidad de precipitaciones acumuladas (525,6), sino que también tuvo el menor número de días de lluvia, 131.
El recién estrenado 2016 ya ha sumado el primero de esos días. Y aumentando. Bajo los efectos de las borrascas que se mueven por el Atlántico seguirá acumulando jornadas de inestabilidad atmosférica y lluvia. El paraguas y las botas de goma serán imprescindibles en los próximos días, en los que se esperan precipitaciones por momentos intensas. Desde hoy y hasta el próximo viernes el agua será una constante. No obstante, la alerta naranja de los últimos días de 2015 reducirá su categoría a amarilla. Menos viento y menos frío, con temperaturas mínimas más elevadas de lo que corresponde a la época del año. 
Ya la próxima semana, el lunes y el jueves se prevén lluvias fuertes, aunque por el momento no se habla de avisos por adversos meteorológicos. El tiempo respetará algo más la Cabalgata y el día de Reyes, en los que se espera que las precipitaciones sean más débiles e intermitentes.

2015 fue el más seco de los últimos seis años, con 525,6 litros de lluvia acumulados