El Celta es un ‘candado’ en la segunda vuelta

Lucas Olaza —abajo— se ha asentado en el lateral izquierdo del equipo ‘olívico’ | efe
|

La victoria por la mínima ante la Real Sociedad (0-1) mantiene al Celta de Vigo con seis goles encajados en la segunda vuelta de LaLiga Santander, el mejor promedio de los veinte equipos que compiten en el campeonato español.

En las últimas siete jornadas, el conjunto dirigido por Óscar García Junyent sólo encajó un gol, el que supuso su derrota ante el Villarreal en el partido con el que ambos retomaron la competición tras el parón motivado por la crisis sanitaria.

Leganés, Granada, Getafe, Valladolid, Deportivo Alavés y Real Sociedad han sido incapaces de batir al meta celeste Rubén Blanco, quien se ha convertido junto al central colombiano Jeison Murillo, fichado en el pasado mercado invernal, en uno de los sustentos del equipo gallego.
El Celta ha pasado de recibir 1,41 goles por partido en las 24 primeras jornadas a encajar 0,14 tantos por duelo en este tramo de LaLiga, mejorando incluso los números de los tres grandes: el Barça ha encajado 8 goles en la segunda vuelta; el Real Madrid y el Getafe nueve; el Atlético de Madrid diez. 

En esa solidez defensiva se ha apoyado el conjunto celeste para salir de la zona de descenso, sobre la que ahora tiene una ventaja de siete puntos, los que le separan del Mallorca, al que visitará el próximo martes, tres días después de recibir en Vigo al Barça.

El Celta es un ‘candado’ en la segunda vuelta