Una jornada para romper la “brecha tecnológica” a favor de la discapacidad

El presidente de la Fundación Averhó, Antonio Rodríguez Sotillo susy suárez
|

Lograr que las personas con algún tipo de discapacidad superen la “brecha tecnológica”. Ese es uno de los temas que se abordará hoy en la primera jornada sobre Ciencia, Tecnología y Discapacidad organizada por la Fundación Averhó. Con el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología como telón de fondo, el seminario tratará de dar a conocer a la sociedad la realidad de los discapacitados; mostrar el papel de la ciencia y la tecnología como agentes integradores o acercar las posibilidades que ofrecen estos dos campos para favorecer la integración social de aquellas personas discapacitadas.
El presidente de la Fundación Averhó y director de la unidad de lesionados medulares del Hospital Universitario de A Coruña, Antonio Rodríguez Sotillo, fue el encargado de presentar ayer la primera edición de un seminario que nace con vocación nacional, y que espera repetir y ampliar el próximo año. Lo hizo acompañado del catedrático de Informática de la Universidad A Coruña, Alejandro Pazos, uno de los ponentes en la sesión del Muncyt y colaborar de Rodríguez Sotillo en este proyecto. “La tecnología permite una serie de cosas que son oportunidades, pero si esas personas no pueden acceder a la tecnología, la brecha tecnológica es todavía mayor”, manifestó Pazos.
El presidente de Averhó explicó que las jornadas cuentan con el apoyo del director del Muncyt, Ramón Núñez, que será el encargado de dar la bienvenida al congreso de hoy. Rodríguez Sotillo destacó la presencia del ingeniero de mecánica de la Universidad, Urbano Lugrís, que dará más detalles sobre un proyecto en el que el presidente de Averhó está trabajando en colaboración con la Universidad Politécnica de Cataluña; la Universidad de Extremadura; el centro INEF de A Coruña y varias empresas, con el fin de elaborar una prótesis que permita a las personas caminar, y que reducirá considerablemente el precio con respecto a otros prototipos que existen en el mercado.
El modelo funcionaría como una extensión de la rodilla de los pacientes. No es el único proyecto con la tecnología como base que se emplea para mejorar la calidad de vida de las personas. Pazos puso como ejemplo un sistema diseñado con Aspace que permite que las personas con algún tipo de daño cerebral puedan comunicarse.
Las jornadas se completarán con la presencia de Ignacio Tremiño, director general de políticas de apoyo a la discapacidad del Ministerio de Sanidad y Consumo; Santiago Moreno, director general del a Fundación Vodafone España; José M. Vázquez, subdirector de investigación del Hospital, y el presidente de Cogami, Anxo Queiruga. 

Una jornada para romper la “brecha tecnológica” a favor de la discapacidad