Muere el exgeneral Armada, figura clave en la intentona golpista del 23-F

Alfonso Armada participó en 2004 en una muestra de la camelia en A Coruña archivo ec
|

El exgeneral Alfonso Armada y Comyn, marqués de Santa Cruz de Rivadulla, murió ayer en El Hospital de Madrid, a los 93 años, según confirmó su familia Armada murió de un paro cardíaco después de varias semanas ingresado en ese hospital, explicaron las mismas fuentes.
Alfonso Armada, ex general de División del Ejército de Tierra fue condenado a 30 años y pérdida de empleo por su participación en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.
En febrero de 2011, cuando se cumplían 30 años de la intentona golpista, se mostró “muy satisfecho” de su papel durante el 23-F y dijo que no hacía juicios de lo que le hicieron, sino de su actuación ese día: “Informé, obedecí y resolví”.
Nacido en Madrid el 12 de febrero de 1920, el ex militar fue indultado por razones de salud en diciembre de 1988, tras cumplir seis años de cárcel.
Diplomado de Estado Mayor en la Escuela de Guerra de París, ingresó en el Ejército en 1937 y participó en la Guerra Civil en los frentes de Madrid, Andalucía, Guadalajara, Teruel y Valencia, como alférez provisional.
Acabada la contienda, Armada formó parte, con el grado de capitán, en la División de Voluntarios en Rusia, con la que pasó 18 meses en Leningrado, donde coincidió con Milans del Bosch, otro de los implicados en el 23-F.
Profesor en distintas escuelas militares, en 1954 fue designado instructor militar del entonces príncipe Juan Carlos para, en 1965, ocupar el cargo de jefe de la secretaría del príncipe.
En febrero de 1981, días antes del intento de golpe de Estado del día 23, el general Armada fue nombrado segundo jefe del Estado Mayor del Ejército.
Según los planes de los golpistas, Armada era la persona en la que recaería la presidencia del Gobierno en caso de que hubiera triunfado el golpe. Sin embargo, el ex militar siempre negó su participación en los hechos.
El 11 de marzo de 1981 fue procesado bajo la acusación de rebelión militar y el 3 de junio de 1982 el Consejo de Justicia Militar le condenó a seis años.
Tras recurrir el Gobierno ante el Supremo, el 22 de abril de 1983, el alto tribunal le impuso una condena de 30 años y pérdida de empleo, pena que fue rebajada a 26 años, ocho meses y un día a finales de 1987.
Armada, que solicitó el perdón en cinco ocasiones, fue indultado el 23 de diciembre de 1988, por razones de salud.
Desde su salida de la cárcel, repartió su vida entre Madrid y la finca que poseía en Santa Cruz de Rivadulla, a pocos kilómetros de Santiago. n

Muere el exgeneral Armada, figura clave en la intentona golpista del 23-F