Los brotes controlados de coronavirus salpican todo el mapa del territorio español

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una intervención en el Congreso | efe
|

El coronavirus sigue activo, y las autoridades sanitarias de cada comunidad autónoma controlan la decena de brotes que salpican la geografía nacional con rastreos de contactos y aislamientos selectivos, de Lleida a Málaga y de Huesca a Valladolid. 

Varios de los gobiernos autonómicos afectados lanzaron ayer mensajes de tranquilidad.

Es “técnicamente imposible que no existan contagios” cuando hay movilidad en toda España y a nivel internacional, pero los sistemas centinela funcionan, manifestó el presidente andaluz, Juanma Moreno.

Por su parte, la consejera de Sanidad de Aragón, Sira Repollés, dio por “controlada” la situación en las comarcas de La Litera, Bajo Cinca y Cinca Medio (Huesca) y en la zaragozana de Bajo Aragón-Caspe, en las que se decidió aplicar las reglas de la fase 2 tras un brote originado en el pequeño municipio oscense de Zaidín.

El departamento de Salud catalán también informó este martes del aislamiento de 42 personas en el Hotel Rambla de Lleida, la mayoría de ellos temporeros, con siete positivos; y de 24 contagios en la granja escuela La Manreana de Juneda.

No cejan tampoco los caos en los centros de mayores, como el brote registrados en la residencia privada Castrillón de Lleida, donde este martes se contabilizaban 13 residentes y 5 trabajadores con resultado positivo en Covid-19. 

Mientras, Castilla y León dio por controlado el brote detectado en el Hospital Río Hortega, aunque siguen goteando los positivos; y las autoridades sanitarias andaluzas se muestran tranquilas ante los tres focos localizados en los últimos días en Granada, Algeciras y Málaga, con cerca de cien personas en cuarentena.

En Extremadura, la alcaldesa de Navalmoral de la Mata (Cáceres), Raquel Medina, llamó también a la tranquilidad ante los 16 casos positivos detectados, en un “agrupamiento de convivientes”. 

En el País Vasco, controlados los brotes detectados en los hospitales de Txagorritxu (Vitoria) y Basurto (Bilbao) y en la residencia de la congregación de las Siervas de Jesús de la capital vizcaína, informó ayer de un nuevo caso en el foco localizado en la localidad guipuzcoana de Orio.

Los positivos en el foco de Cartagena y Murcia, ascienden ya a 19, dos más que el martes. Están sometidos a seguimiento al igual que los 60 contactos estrechos, que están en cuarentena.

También tres positivos en una misma familia hicieron activar las alarmas del departamento de Salud Pública valenciano, que tras ampliar el proceso de detección al entorno laboral de los contagiados en una industria cárnica de Rafelbunyol terminó constatando la infección de otros cuatro, con lo que ascienden a siete.

Fuerteventura también aisló a 25 inmigrantes que dieron positivo tras llegar a la isla en dos lanchas neumáticas procedentes de El Aaiún, en el Sáhara. 

Plan frente a contagios
El Plan de Preparación y Respuesta frente a una segunda oleada de la COVID-19 propone indicadores específicos para evaluar la transmisión de la enfermedad y las capacidades de la asistencia sanitaria y de salud pública, asignando un nivel de riesgo bajo, medio o alto a cada unidad territorial.

Así lo avanzó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Illa en la Comisión de Sanidad del Congreso, en la que señaló que se podría aprobar definitivamente en las “próximas semanas”.

El plan incluirá también una reserva estratégica de materiales y medicamentos.

Los brotes controlados de coronavirus salpican todo el mapa del territorio español