La comarca coruñesa registra el peor saldo vegetativo de la última década

El Ideal Gallego-2015-08-11-003-1847d630_1
|

A la comarca coruñesa no le salen las cuentas. Al menos, en lo que se refiere a su población. Y no solo por el envejecimiento, cada vez mayor, de los ciudadanos, sino porque la capital coruñesa y su área de influencia están atravesando la peor crisis poblacional de la última década. El saldo vegetativo se sitúa en niveles nunca antes registrados en los últimos años. 
De hecho, hay que remontarse hasta 1999 para encontrar un saldo negativo tan abultado como el de ahora. Y es que, según los últimos datos hechos públicos por el Instituto Galego de Estatística, el pasado año 2014 hubo 515 muertes más que los nacimientos que se registraron, una cifra que tampoco alcanza sus mayores cotas. 
En la última década, los números han ido descendiendo progresivamente. Desde 2008, por ejemplo, la caída ha sido drástica y continuada. Hace siete años había 433 nacimientos más que muertes. Ahora la situación es a la inversa, incluso con más fallecimientos que alumbramientos. 
La caída en el número de partos también ha sido progresiva desde esa fecha. En 2008 llegaron al mundo 3.819 niños en A Coruña y su comarca. El pasado 2014, apenas 3.106. Una diferencia de más de 700 nacimientos menos en apenas unos años. Si bien, en el paso de 2013 a 2014 la tendencia pegó un salto importante, multiplicándose por dos la caída en el número de personas que decidieron tener un hijo en esas fechas.
Aún con estas cifras, la comarca coruñesa sigue concentrando la mayor tasa de natalidad de toda la provincia. Como ya sucediera en años anteriores, casi el 40% de los nacimientos de toda la provincia se registran en A Coruña y su entorno. En total, 3.106, de 8.202 partos.  

por municipios
Tanto en números absolutos como en términos relativos, A Coruña es el municipio que concentra la mayor tasa, tanto de defunciones, como de nacimientos. En los ayuntamientos de la comarca hay, sin embargo, diferencias significativas entre unos y otros. Arteixo, es donde más nuevos nacimientos se registraron el pasado año (285) y Oleiros figura como la localidad donde más personas fallecieron (331). No obstante, la inscripción de nuevos vecinos se limitó a apenas 34 personas en Abegondo, y en Carral, durante todo el 2014, solo murieron 68 personas. El saldo vegetativo, por tanto, arroja cifras negativas en seis municipios: Abegondo (-40), Bergondo (-41), Carral (-10), A Coruña (-494), Oleiros (-80) y Sada (-44). 
Por contra, en tres de ellos hubo más nacimientos que fallecimientos durante el año pasado. Así sucedió en Arteixo, con 91 alumbramientos más que defunciones registradas; Cambre, que experimentó un aumento de 41 vecinos en su censo municipal; y Culleredo, con un saldo positivo de 62 vecinos a lo largo del pasado año.

La comarca coruñesa registra el peor saldo vegetativo de la última década