El Ayuntamiento exigirá a la gestora de ascensor de San Pedro que le reintegre más de 603.000 euros

La gestión del elevador ha resultado ruinosa | aec
|

El Ayuntamiento trasladará en la junta de gobierno el inicio del procedimiento de reintegro de cantidades por parte de Miramar de San Pedro, S.L. La empresa gestora del elevador y del mirador de San Pedro recibió más de 603.000 euros de las arcas municipales en el período comprendido entre 2010 y 2012 por las pérdidas que sufría. La Concejalía de Medio Ambiente quiere que Miramar devuelva ese dinero por considerar que existió “enriquecemento inxusto”.
El Ayuntamiento lleva desde diciembre analizando las cuentas mediante el procedimiento de revisión de oficio, a raíz de un informe de Medio Ambiente, pero el caso no es nuevo. Ya en octubre de 2015, el interventor general opinaba que Miramar inflaba las facturas. “Non é real e está sobredimensionado”, señalaba en su informe. El contrato que existe entre el Gobierno local y Miramar estipula que el Ayuntamiento debe abonar cualquier pérdida que sufra la concesionaria, de ahí que tuviera que pagar 138.447 en 2010, 225.824 en 2011 y 238.817 euros en 2012.
Según el Consejo Consultivo de Galicia, lo que ocurrió es que Miramar cobró dos veces los mismos gastos: el incremento de los costes anuales derivados del pliego de cláusulas que rige el contrato se aplicó no solo en la facturación de la empresa, sino también de las subcontratas de la propia concesionaria. Un procedimiento que considera “contrario á boa fe contractual, xa que mediante a subcontratación se estaría a incrementar artificialmente o custo de explotación, duplicando os gastos xerais e o beneficio industrial das dúas empresas”.
Facturación irregular
Sin embargo, el propio Consello Consultivo no está a favor de la forma escogida por el Ayuntamiento para reclamar los más de 600.000 euros a Miramar, por considerar que este caso de facturación irregular no es lo suficientemente grave para fundamentar la revisión de oficio de las liquidaciones que el Gobierno local comenzó en diciembre pasado. Por eso el Ayuntamiento trasladará en la junta de gobierno de hoy el archivo del procedimiento iniciado para la revisión de oficio de los acuerdos.
En 2005, durante la última época en la alcaldía del socialista Francisco Vázquez, Miramar comenzó a trabajar en San Pedro después de ganar el concurso por el cual construiría las instalaciones hosteleras, las cuales podría explotar durante medio siglo, además de gestionar el mirador y el ascensor. Este último resultó ser el más problemático.
En parte, porque siempre resultó infrautilizado, de manera que hubo que limitarse a ponerlo en funcionamiento los fines de semana pero, sobre todo por los gastos de personal de limpieza u vigilancia de las instalaciones así como por el elevado coste de mantenimiento, que convirtió el elevador, único en su especie, en un problema.
El interventor general calcula que el precio del mercado de la vigilancia por hora se sitúa en torno a los 14,05 euros, mientras que considera que no está justificada 8 horas de limpieza 350 días al año, como pretende Miramar. El responsable considera que no están claras ni las horas dedicadas al servicio, ni que el precio esté ajustado al mercado.

El Ayuntamiento exigirá a la gestora de ascensor de San Pedro que le reintegre más de 603.000 euros