“De ahora en adelante, todos los encuentros son finales”

|

Celso Borges no es de los que tiene miedo a decir la palabra final. Es más, atribuye a todos los encuentros que quedan esa etiqueta que la mayor parte de la plantilla evita pronunciar cuando comparecen en la sala de prensa de Riazor o de Abegondo.  
“Nos lo tomamos con muchísima seriedad y con la importancia que tiene. Estamos conscientes de que de ahora en adelante todas son finales”, comentó el jugador costarricense.
Borges tiene claro lo que implica el choque con el Levante, más aún antes de que los equipos afronten el último parón del campeonato por los compromisos de las selecciones nacionales. Encadenar un decimocuarto encuentro sin ganar, ante el colista y con quince días sin fútbol por delante, podría ser traumático a pesar de que los blanquiazules, pase lo que pase, seguirán fuera de las posiciones de descenso.
“Es un partido vital, queremos irnos al descanso por las selecciones con un buen resultado. Han sido muchas fechas sin lograr los tres puntos y nos vendría bien ganar”, declaró.
De romper la serie de partidos sin victorias ante el Levante, coger oxigeno y afrontar la interrupción del campeonato con tranquilidad se ha hablado esta semana en el vestuario deportivista, que el miércoles compartió mesa y mantel en la ciudad deportiva de Abegondo para degustar el asado que preparó el argentino Germán Lux.
“Se ha recalcado especialmente en lo bueno y beneficioso que es una victoria para el grupo. La hemos merecido antes pero no se ha dado. Es duro cuando no se gana sobreponerse a eso, pero no se hace nada rindiéndonos”, advirtió el centrocampista. 
Su compañero Fayçal abogó por jugar “como en una final” y el presidente, Tino Fernández, aseguró que hay que “morir y matar al de enfrente”. Borges recoge el guante y matiza.
“En los otros partidos también nos hemos entregado en cuanto a esfuerzo y sacrificio. Respecto a este partido, el presidente lo ha dicho bastante bien, tenemos que jugar mostrando los dientes y ser lo suficientemente agresivos para llevarnos la victoria”, comentó.
Preguntado sobre por qué hay miedo a hablar de final, el costarricense indicó que lo que pasa es que “queda todavía mucha Liga”. “No creo que haya miedo a pronunciar esa la palabra, sino que final implica que no hay más allá”, razonó.
Borges afirmó que el equipo debe volver a aportar puntos a la cuenta para sellar cuanto antes el objetivo de la permanencia.
“A partir de ahora, en estos partidos que siguen, el hecho de estar sumando es muy importante. La Liga pasada, por sumar de uno en las últimas ocho fechas y una victoria en la penúltima nos dio mucho impulso”, manifestó el futbolista del Depor, que incidió en la trascendencia del choque ante el Levante. “Se trata de ganar a toda costa, deportivamente, claro. Si lo podemos hacer mereciendo el triunfo como en otros partidos y coronarlo con una victoria, excelente, pero, como sea, estos tres puntos hay que sumarlos”, dijo. 
Borges dejó en manos del entrenador la decisión sobre dónde situarle en el terreno de juego. Se adapta al doble pivote y a la línea de tres. “Me encuentro bien jugando. El que decide es el entrenador, el cuerpo técnico, que busca el beneficio colectivo. Yo me adapto a cualquier cambio”, indicó.
El internacional costarricense es un fijo en los planes de Víctor, Después de tres meses lesionado, poco tardó en recuperar el puesto. “Obviamente, uno se siente con confianza, respaldado, y trata de devolverlo de la única manera que sabe, haciéndolo lo mejor posible. Sumar minutos siempre da confianza”, apuntó.
El Deportivo, además, contará con el apoyo extra de la afición. “Siempre han respondido y han estado con nosotros. Seguro que habrá un súper ambiente”, auguró el jugador blanquiazul, que no se fía del colista. “Nunca me he confiado de la posición de un equipo en la tabla. En la Liga, muchos juegan bien al fútbol y Levante es uno de ellos”, manifestó Borges.

“De ahora en adelante, todos los encuentros son finales”