Bruselas decreta la máxima alerta y busca a dos hombres, uno de ellos armado con una bomba

Belgian soldiers and a police officer control the documents of a woman in a shopping street in central Brussels, November 21, 2015, after security was tightened in Belgium following the fatal attacks in Paris. Belgium raised the alert status for its capit
|

La Policía belga inició ayer la búsqueda de dos hombres, uno de los cuales podría estar armado con una bomba del mismo tipo que la empleada en los atentados de París, según fuentes de la investigación.
Bélgica elevó ayer el nivel de alerta terrorista en Bruselas a un nivel 4, el máximo posible, tras una nueva evaluación del Órgano de Coordinación para el Análisis de Amenazas, según anunció el Centro de Crisis del Servicio Público Federal de Interior del país. La alerta máxima se decretó en Bruselas, pero el resto del país se mantiene en nivel 3. Según el comunicado, el análisis realizado demuestra “en efecto una amenaza seria e inminente”, por lo que se exige tomar medidas de seguridad específicas, así como ofrecer ciertas recomendaciones particulares a la población.
Mientras, las fuerzas especiales de la Policía Federal de Bélgica detuvieron a cuatro personas en el barrio histórico de la Place du Grand Sablon en Bruselas, según informaron fuentes militares. Los detenidos viajaban en un vehículo “sospechoso” y todos ellos fueron arrestados en torno a las 15.00 horas, según estas mismas fuentes, que no dieron más detalles.

metro
Por otro lado, el servicio nacional de Transportes de Bruselas (Société des Transports Intercommunaux de Bruxelles, STIB) anunció que el metro de la ciudad, que ayer permanecía cerrado, seguirá en ese estado hasta las 15.00 de hoy por recomendación del Ministerio del Interior.
“Las estaciones de metro permanecerán cerradas hasta al menos las 15.00 del domingo (por hoy), por recomendación del centro de crisis del Servicio Público Federal de Interior. Mañana se emitirá una nueva evaluación de la situación. Gracias por su comprensión”, rezó el mensaje.
En lo que se refiere a transporte por la superficie, “los autobuses seguirán circulando pero algunos tranvías se verán afectados por esta medida”, añade la nota.
Por su parte, el primer ministro de Bélgica, Charles Michel, explicó que el Órgano de Coordinación para el Análisis de Amenazas decidió elevar al máximo el nivel de alerta en Bruselas por “el riesgo de un atentado similar al de París”.
Tras una reunión de emergencia del Consejo Nacional de Seguridad, Michel reconoció que las autoridades han reforzado todos los controles por la “amenaza” de un posible atentado inminente que sería cometido por “varios individuos” con armas y explosivos en “varios lugares”.

seguridad
“Recomendamos a la población que respete las consignas de seguridad y se informe por las vías de comunicación oficiales”, afirmó Michel, en una comparecencia pública en la que confirmó que solo Bruselas y la localidad de Vilvorde –a las afueras de la capital– se encuentran en el nivel 4. El resto del país se mantiene en el nivel 3.
Por “razones de seguridad”, Michel no quiso dar detalles de las investigaciones abiertas o de las razones que habrían llevado a estas últimas medidas.
Las fuerzas de seguridad belgas han reforzado sus patrullas y operaciones a raíz de los atentados de París y han arrestado a varias personas por su presunta vinculación con esta masacre. El viernes, la Fiscalía acusó de terrorismo a uno de estos detenidos. La Fiscalía informó en un comunicado de la localización de “varias armas” en un registro relacionado con la persona puesta bajo arresto formal el viernes. No obstante, y a pesar de lo asegurado por varios medios de comunicación, descartó que se hubiesen hallado explosivos.
La mayor parte de las redadas realizadas en los últimos días tienen como epicentro del distrito de Molenbeek. En este barrio, situado en el oeste del país y considerado foco del extremismo, nacieron y crecieron al menos dos de los terroristas que participaron en la masacre cometida en París el día 13, en la que perdieron la vida 130 personas.

vigilante
El Gobierno belga recomendó evitar las grandes aglomeraciones en la región metropolitana de Bruselas, incluidos estaciones y aeropuertos y los eventos de música o deportivos. Entre los potenciales objetivos, se citaron centros y calles comerciales y los servicios de transporte.
Michel instó a la población a permanecer “vigilante”, pero sin entrar en “pánico”. 
El Ejecutivo, que volverá a reunirse hoy de forma extraordinaria, también pidió expresamente a la ciudadanía que no se deje llevar por “rumores”. Un portavoz del Centro de Crisis, Peter Mertens, explicó que no existe ningún tiempo establecido para levantar el nivel de aviso, decretado por segunda vez en la historia del país. 
Este experto sí apuntó, no obstante, que revisarán la situación “de forma permanente” y analizarán “en todo momento” las informaciones que les vayan llegando.

Bruselas decreta la máxima alerta y busca a dos hombres, uno de ellos armado con una bomba