Desazón en Betanzos por la caída de un edificio del casco histórico, el segundo en apenas cinco días

Vecinos de la zona observan como trabajan los operarios | Pedro PUIG
|

La situación del casco histórico es uno de los asuntos que más inquieta en Betanzos. El número 23 de Quiroga ha sido la última “víctima” de un mal del que no se salva casi ninguna calle del casco histórico, si bien la vivienda en cuestión, con daños evidentes desde hace más de un decenio, acababa de cambiar de propietario y la intención de los dueños actuales es rehabilitarla, según indicó un portavoz del Ayuntamiento de Betanzos. “El sábado, sin ir más lejos, un arquitecto visitó el inmueble”, matizan desde el Gobierno de María Barral.

El suceso ocurrió de noche, alrededor de las 02.30 horas y, según los vecinos, “sonó como un trueno”, que se dejó sentir en gran parte del antiguo barrio de San Francisco. Con todo, la sensación es de “alivio” porque, según explicaron, “sabíamos que tenìa que ocurrir y, por lo menos, pasó de noche y no hubo daños personales”, señala una residente en la calle Quiroga. La vivienda estuvo vallada y acordonada, las advertencias ciudadanas se sucedieron durante años e incluso hubo compromisos para su restauración, pero nunca se cumplieron, “y pasó lo que tenía que pasar”, insisten en Quiroga, la vía que une la plaza de Fernán Pérez de Andrade O Bó y San Francisco.

O Hórreo
Esta es la segunda vivienda que se derrumba en menos de una semana, pues el pasado sábado se desplomase un muro en O Hórreo. También de noche y sin daños personales, confirmó entonces el Gobierno de Betanzos.


Una empresa acometió la retirada de los escombros y los servicios de emergencias procedieron a acordonar la calle en este tramo, después de una primera valoración de los Bomberos de Betanzos. Estos acudieron de inmediato movilizados por el 112 Galicia, al que avisaron los vecinos en cuanto comprobaron el alcance del suceso, y ahora serán los técnicos municipales quienes completen la inspección, aunque en principio no se han visto afectadas ninguna de las colindantes, explicaron desde la Concejalía de Urbanismo y Casco Histórico.

RexUrbe
El casco histórico betanceiro es, en cuanto a dimensiones, uno de los más grandes de Galicia. En los últimos años se desarrollaron varios programas de rehabilitación en virtud de convenios de colaboración a tres, entre el Estado, la Xunta y el Ayuntamiento de Betanzos, y la propia Administración autonómica, a través del IGVS (Instituto Galego de Vivenda e Solo) adquirió más de una decena de inmuebles en el entorno, parte de ellos en el marco de RexUrbe, un ambicioso plan de recuperación de áreas degradadas de incuestionable valor, al que se incorporó Betanzos.

En este momento, el IGVS tie- ne en propiedad once inmuebles, y de ellos se obtendrán dieciséis viviendas rehabilitadas, “así como varios locais comerciais nalgúns dos baixos”, precisaron desde la Consellería de Vivenda.


La inversión para la rehabi-litación de estos edificios es de cerca de tres millones de euros y estarán acabadas antes del próximo mes de junio, según la previsión de la propia Xunta.

Desazón en Betanzos por la caída de un edificio del casco histórico, el segundo en apenas cinco días