Los inmigrantes irregulares volverán a tener derecho a la atención primaria

02 septiembre 2012 página 56 MADRID, 1/09/2012.- Organizaciones y colectivos de la sociedad civil, asociaciones de inmigrantes y refugiados y de defensa de los derechos humanos se manifiestan hoy, frente al Hospital Gregorio Marañón d
|

El anuncio del Gobierno de devolver a los inmigrantes irregulares el derecho a la atención primaria fue celebrado por los médicos y acogido con cautela por la oposición y organizaciones sociales, que creen que esta medida se queda corta pues no recupera el carácter universal de la Sanidad Pública.
El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, indicó ayer que los inmigrantes en situación irregular volverán a tener derecho a la atención primara en el Sistema Nacional de Salud (SNS) pero no recuperarán la tarjeta que les fue retirada con la aprobación de la reforma sanitaria en 2012.
Hasta ahora, los inmigrantes en situación irregular podían ser atendidos en urgencias, durante el embarazo, el parto, el postparto, y todos los menores de edad tenían garantizada la asistencia sanitaria.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, justificó la medida anunciada por Sanidad porque “parece más sensato y razonable” que la atención a estas personas se haga a través de los ambulatorios, para que no se colapsen las urgencias.
El secretario general de Sanidad, Rubén Moreno, avanzó que el Gobierno acordará con las comunidades la creación de un programa de asistencia sanitaria a los inmigrantes que cumplan una serie de requisitos –como un tiempo mínimo de empadronamiento– y que incluirá, entre otras garantías, la asignación de un médico de atención primaria.
Los inmigrantes irregulares tendrán acceso a diagnósticos en materia de prevención y a tratamientos básicos dentro de la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud, pero no tendrán derecho a la asistencia sanitaria fuera de su comunidad.
La Organización Médica Colegial (OMC) celebró este anuncio que rectifica una medida –la de la reforma sanitaria promovida a través del Real Decreto 16/2012– que había sido rechazada por los médicos.
“Desde el primer momento en que se aprobó esta medida legislativa la OMC pidió reiteradamente que se devolviera la atención sanitaria a los inmigrantes en situación irregular”, recordó esta organización.
En esta misma línea se pronunciaron la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria y el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, José Luis Llisterri. “Pensamos que atender a estos inmigrantes de una manera universal en el centro de salud es un aspecto destacado y relevante”, afirmó Llisterri.
Por su parte, la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública tildó la medida de “demagógica y electoralista” e instó al Gobierno a rectificar y derogar la reforma sanitaria para garantizar el acceso a la atención sanitaria a todas las personas que viven en España.
También la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, que forma parte de la Coalición por el Derecho a la Salud, pidió al Gobierno que restituya el carácter universal de la sanidad.
UGT, CCOO y CSI-F ven esta medida “insuficiente” y avanzaron que van a seguir trabajando hasta que se les devuelva la tarjeta sanitaria a los sin papeles y la sanidad sea “universal”.
El portavoz socialista de Sanidad en el Congreso, José Martínez Olmos, considera que este anuncio es una “rectificación insuficiente”.

Los inmigrantes irregulares volverán a tener derecho a la atención primaria