La subida de la marea desluce por segundo día la jornada playera

|

La crisis sanitaria y los elementos se siguen confabulando para acabar con las pocas esperanzas playeras que puedan existir esta temporada, ya que ayer, por segundo día consecutivo, la pleamar cubrió los arenales, haciendo que las personas que trataban de pasar allí el día tuvieran que abandonar de nuevo la idea.

Ya a primera hora de la mañana, el Ayuntamiento de A Coruña advertía de la previsión de una nueva jornada de “mareas vivas” hacia última hora de la tarde, por lo que solicitaba que las personas usuarias que acudieran a los arenales los abandonaran sobre las 18.00 horas.

El pasado mes de julio eran el coronavirus y sus restricciones los que desvirtuaron el aspecto que acostumbra a lucir las playas en esas fechas, llenas hasta la bandera, a pesar de haber sido uno de los julios más secos de los últimos años.

En lo que llevamos de este mes de agosto son los elementos los que se están confabulando con la situación sanitaria para acabar con las pocas esperanzas de playa de los coruñeses. Primero con las lluvias, por momentos casi torrenciales, de los últimos días, y ahora con la “amenaza” de las mareas altas.

El pasado viernes, la subida del nivel del mar cogió desprevenido a más de uno. Después de las carreras, con la mar ya baja y en más calma, muchos aprovecharon para volver a pasear por la arena y refrescar sus pies en las charcas improvisadas que dejaron las mareas altas.

Ayer, los más atrevidos no se resistieron a abandonar la playa y, aún arrinconados, estiraron al máximo las horas que el sol tuvo a bien ofrecer ayer.

Agentes de la Policía Local hicieron acto de presencia en los arenales, para comprobar que, con la marea en su punto álgido, en los arenales no se excedían las capacidades máximas.

Predicciones

La temperatura de ayer era lo suficientemente agradable como para darse un paseo por el entorno de los arenales y hoy se repetirá, aunque quizá con una ligera bajada de un grado, hasta máximas de 22 grados, según las predicciones de Meteogalicia.

Pero a partir de mañana se podrán volver a vivir situaciones más calurosas, dentro de las limitaciones herculinas, con máximas que podrán alcanzar los 25 grados.

A las lluvias, por el momento, no se las espera hasta el próximo miércoles y, según las primeras predicciones a medio plazo de Meteogalicia, no nos abandonarán hasta el fin de semana, aunque se espera que el domingo pueda traer también algo de agua.

Con la lluvia volverán a descender de nuevo las temperaturas, con máximas que bajarán hasta los 21 grados el jueves y viernes y con mínimas que bajarán de los quince grados entre mitad y final de semana. l

La subida de la marea desluce por segundo día la jornada playera