Las obras de la rampa de Juan Flórez provocan un gran caos de tráfico en Federico Tapia

El Ideal Gallego-2018-11-27-009-517e002e
|

Los trabajos de construcción de una rampa para conectar Juan Flórez con Federico Tapia, un proyecto que modificó el actual Gobierno municipal pese a la oposición de comerciantes y vecinos, ya está provocando importantes dificultades en el tráfico habitual de la zona. La ocupación de la calzada frente al centro de salud y la iglesia de los Capuchinos ha eliminado numerosas plazas de aparcamiento y ha estrechado tanto la zona de paso de vehículos que las infracciones en el entorno se suceden con facilidad. Pese al disgusto de algunos residentes, la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra (que abarca hasta esa zona porque también son el centro de salud y el templo del barrio) asegura que el mayor caos aún no ha llegado. 

Los comerciantes y vecinos advierten de que la situación se complicará más cuando acaben las actuaciones



La circulación y el estacionamiento en el entorno de la plaza de Antonio Tenreiro, un espacio enmarcado entre Ramón de la Sagra, Federico Tapia y Juan Flórez, es cada vez más complicada, especialmente por las mañanas. La modificación del plan del anterior Gobierno municipal para reurbanizar todo el entorno limitándolo a la creación de una rampa para conectar las dos calles principales ha supuesto la desaparición de varias plazas de aparcamiento de forma definitiva y otras de manera provisional.
Esta supresión de espacio para los coches, también afecta a la hora de circular con normalidad porque se genera un pequeño embudo. Todo ello se ha sumado a dos obras en edificios de las calles José Cornide y Federico Tapia, cuyas vayas también ocupan buena parte de los espacios en los que se podían dejar los turismos hasta ahora. 

En consecuencia unos conductores padecen retrasos para llegar a sus destinos y otros campan a sus anchas, haciendo caso omiso a los problemas que pueden poner para maniobrar aparcando en cualquier hueco.  En los últimos días se ha venido denunciando que la eliminación de los dos carriles en un tramo casi en la intersección, está obligando a los vehículos sanitarios que acuden al centro de salud a llevar o recoger pacientes a estacionar sobre las aceras para no generar atascos.  

Peores previsiones
La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra ya había advertido hace algunos meses de que este caos se produciría, entendiendo que el proyecto popular era mejor. Sin embargo, el Gobierno local siguió adelante con una infraestructura que ahora afea la zona y que, los usuarios potenciales, no ven útil. 


Pese a que ya hay cierto “asombro”, el presidente de la agrupación, Antonio Deus, incide en que “los problemas de verdad aún no han llegado”. En su opinión se empezarán a notar con mayor intensidad cuando acaben las obras y entren en servicio los nuevos pasos de peatones ralentizando el tráfico.

Las obras de la rampa de Juan Flórez provocan un gran caos de tráfico en Federico Tapia