El Deportivo paga el peaje

Partido de la Liga BBVA disputado entre Espanyol y Deportivo. En la imagen, Álex Bergantiños. League BBVA match played between Espanyol and Deportivo. In this picture, Álex Bergantiños.
|

 

Cuando un partido finaliza con 1-0 y el mejor de tu equipo es el portero no hay mucho más que explicar. El Deportivo pagó caro, con una derrota, varios peajes. El primero el de la ausencia de Lucas Pérez. Es fundamental para el juego del equipo por sus goles, sus asistencias y por su participación en el engranaje del colectivo. El segundo, la lesión de Sidnei mediada la primera parte. Si Lucas es básico en el ataquen y el brasileño, en la zaga.
Estos dos peajes tienen asociado, además, un condicionante táctico. Ante la falta de Lucas Pérez Víctor alineó a Oriol Riera. El catalán tuvo un partido para olvidar. Formó con el ‘trivote’ con el que vino trabajando toda la semana. Tampoco funcionó como se esperaba. No se creó juego desde la media y, tanto Luis Alberto como Fayçal, estuvieron muy cubiertos, bajando en no pocas ocasiones a recibir balones al no poder operar con solvencia en la zona de tres cuartos.
El cambio de Sidnei supuso la entrada de Laure en el lateral izquierdo, perdiendo el equipo profundidad por esa banda en un encuentro en el que lo que no sobraba era el juego vertical y decidido. Fue un choque para analizar, uno de los peores de la temporada. No empaña el gran trabajo del Depor, pero la sensación de ayer fue bien distinta a la general que se ofrece durante todo el campeonato.
Y eso que el equipo coruñés salió pisando el área rival. En ella se plantó a los pocos segundos de juego. A los 5 minutos Luis Alberto pudo poner en ventaja al Depor tras recibir un pase magistral de Mosquera, pero no controló bien en el área, algo poco habitual en él. El gaditano fue, con Fayçal, de lo mejor en cuanto a los jugadores de campo. Los más decididos y contundentes para atacar, pero no bastó.
La lesión de Sidnei fue un palo para el equipo. El dominio alterno fue cambiando hacia el plato de la balanza del Espanyol. No obstante, el Depor aguantó el tipo hasta el descanso. En el 29 Lux hacía una gran intervención a disparo de Caicedo. En el 33 era Luis Alberto el que probaba fortuna, repitiendo Fayçal segundos después. Respondía Abraham con un lanzamiento que acaba en córner y hacían lo propio Luis Alberto y Juanfran, ensayando desde media distancia. Con el empate se llegaba al ecuador, pero el equipo herculino empezaba a dar muestras de que el nivel decrecía.
En la reanudación el Espanyol salió más decidido. Asensio dispuso de una ocasión en el 48. En el 51 llegaba el tanto local. El mallorquín no desperdiciaba un balón muerto en el área que Lux a punto estaba de despejar. El gol hundía al Depor.
Luis Alberto y Oriol Riera tuvieron sendas ocasiones, pero es evidente que no era el día del conjunto coruñés. A partir del minuto 70 se fundieron los plomos en el plantel deportivista y Lux evitó que el Espanyol anotase en varias ocasiones muy claras para marcar.
En el 73 hacía una doble parada, con los pies, a disparos de Gerard Moreno y Marco Asenios, en el 78 y 80 repetía con dos intervenciones claves a lanzamientos de los mismos protagonistas. En el 84 volvía a tener protagonismo al despejar un balón envenenado de Moreno.
No había tiempo para mucho más. El choque se derretía y se le escapaba entre los dedos a los coruñeses con la sensación de que el conjunto espanyolista vencía más por deméritos gallegos que por aciertos catalanes.
El Depor perdió ayer el quinto partido de la temporada, uno de los peores que ha disputado. No hay que dramatizar. Lo que toca es recuperar a Lucas Pérez, trabajar bien durante la semana y acertar con el planteamiento del próximo domingo. El choque ante el Granada en Riazor, como sucederá con los envites ante el Levante y el Las Palmas, será clave para conseguir el objetivo de la salvación cuanto antes. Ahí ya toca ganar. Sin excusas.

El Deportivo paga el peaje